Reseña: 1356, de Bernard Cornwell

1356Bernard Cornwell es un novelista histórico dotado y bastante prolífico que parece escribir novelas de todas las épocas como una cosa de andar por casa. Tiene libros de las guerras napoleónicas (la serie de Richard Sharpe), de la Revolución Americana (El Fuerte), del mundo de la prehistoria (Stonehenge) y una que mola mogollón sobre narraciones artúricas llamada El Rey del Invierno.

En 1356, Cornwell vuelve a prestar atención a la Guerra de los Cien Años como ya hiciera con otra de sus obras recomendables, y que pronto se traspasará a la gran pantalla, como es Azincourt. Para los que no la conozcan, dicha guerra fue la librada entre Inglaterra y Francia por el control del trono de Francia. El objetivo específico era la batalla en gran parte olvidada de Poitiers, en el cual, las tropas británicas agotadas y hambrientas, derrotaron a una bien descansada fuerza y numéricamente superior de soldados franceses.

Aunque 1356 es un relato independiente, te introduce de lleno en dicha guerra y vuelve a relucir un personaje que a los seguidores de Cornwell les resultará familiar: Thomas de Hookton, el héroe de El cuento de Archer, el primero de una serie de novelas en relación con la búsqueda del Santo Grial. Cuando se abre la novela, Thomas se encuentra de nuevo a sí mismo en una búsqueda mística, esta vez por Malicia, la espada supuestamente utilizada por Pedro para defender a Jesús en el Huerto de Getsemaní. Dicha búsqueda hace que te enfrentes junto al personaje a una serie de escaramuzas, aventuras y escapadas y durante el curso de las cuales, su viaje lo lleva a Poitiers, donde todos los elementos de la novela, místico y bélicos se unen en una recreación virtuosa de un potente encuentro complejo y militar.

En pocas palabras, me encantó la novela por ser amena y por su alto grado de belicosidad. De enganche pseudo-medieval. Gran parte de la considerable reputación de Cornwell brilla aquí, porque se apoya en la calidad de sus secuencias de batalla, que son vivas, coloridas y siempre convincentes.

Como siempre, Cornwell captura la esencia de la lucha cuerpo a cuerpo – el hedor, la confusión, la brutalidad horrible – con precisión e inmediatez. Al igual que un buen historiador militar, se nos muestra el caso de una variedad de perspectivas, rompiendo la batalla en diferentes componentes, tomando nota de cada factor significativo. Los detalles geográficos, las decisiones ad hoc tácticas y estratégicas…, y la utilización calculada de arqueros, soldados de a pie y montados caballeros que están bajo una cerca; todo, todo, brillantemente narrado.

El resultado de 1356 es una novela que se disfruta por su contexto histórico y por lo que supone imaginarte en “aquellas situaciones” y “aquellos momentos” vividos. A través del personaje te internas en un conflicto histórico del que sabes que se hablará siempre, por toda la eternidad. Es un acceso directo a un momento grabado en roca en la historia europea, pero también un libro en el que los dones de Cornwell como estudioso y narrador se unen de forma espectacular.

¿Recomendable? ¿Hace falta que lo repita?

One comment

  1. Hombre, pseudo-medieval, pseudo-medieval… Lo de pseudo mejor para muchos detalles de la serie de Sharpe, pero en “1356″ Cornwell se lleva matricula de honor en la reconstrucción de la época.
    Si queréis más detalles sobre esto, que los hay, os remito a la reseña de lanovelaantihistorica.wordpress.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *