Reseña: Todo Malgudi, de R.K. Narayan

todomalgudiMe sorprende, a la conclusión de la lectura de las tres obras publicadas en este primer volumen, narradas en una localidad ficticia llamada Malgudi, que ninguna de ellas hubiese sido publicada en nuestro país. Y me llama la atención por dos razones: la primera, y tal vez, la más importante, es que R. K. Narayan (1906-2001) es el autor indio más relevante de la historia de lengua inglesa. La segunda, es que esta obra acabó siendo el mayor éxito de la literatura india en el mencionado idioma. Estos motivos me han llevado a hacerme una pregunta: “¿Por qué, si obra y autor gozan de tan privilegios honores, yo no había oído nunca hablar de ellos?” La respuesta me la ha dado Ecc Ediciones, una editorial que se está abriendo paso en sus inicios y que va por el buen camino. Y me la hadado al ofrecerme la oportunidad de leer a autores consagrados, o autores noveles con brillante porvenir, que me eran completamente desconocidos, a la vez que fascinantes. Esa es la labor que está haciendo esta joven editorial, de sobras conocida por todos por su gran labor en el formato cómic, y que ahora se está iniciando en el terreno de la narrativa. Y fascinante, continuando con el tema, es esta primera historia, titulada “Swami y sus amigos”, a la que el conocido diario, The Guardian, calificó como “una de las mejores novelas inglesas del mundo escritas por un autor indio”. Lo cierto es que está muy bien. La historia trata de una infancia donde vamos a rememorar muchos recuerdos de la nuestra propia. Vamos a volver a vivir nuestra época en el colegio, con nuestros primeros amigos, las primeras disputas familiares, reflejados en la imagen de Swaminathan, el “prota”, un joven brahmán (la familia más alta en el sistema de castas indio) que está a punto de conocer las reglas del compromiso y de la responsabilidad, de la fidelidad y del respeto.

El pequeño Swami está a las puertas de dar un giro a su vida, un cambio de etapa que se verá reflejado en la segunda historia, “El licenciado”, con nuevo personaje principal, un adolescente llamado Chandran. De nuevo se ven reflejados valores como el compromiso y la responsabilidad, haciendo una parada en los terrenos del amor… y sus consecuencias. Quizás tenga un mejor desenlace que la historia de Swami, aunque en ambas hecho de menos un capítulo que nos aclarara un poco más sobre el futuro de los protagonistas.

Y llegamos a la tercera y última. Titulada “La habitación oscura”. Es la obra más dura de las tres y mi favorita. Una novela con pensamientos filosóficos que trata sobre la rebelión de una mujer llamada Satrivi contra el estricto sistema impuesto por su propio marido, que más que ejercer de cónyuge, lo hace como opresor. Es un claro grito de liberación. Un paso sólido al frente por parte del lado femenino, cuya figura es tratada como un personaje secundario en una sociedad trastornada y dominada por el hombre. Savitri, harta de estar en un segundo plano, de respirar el mismo aire, beber la misma agua y comer del mismo plato que su marido, decide armarse de valor y huir lejos, aunque le cueste la vida, está dispuesta a proclamar que no le debe nada a ningún hombre, al que todo pertenece en esta sociedad injusta, inclusos sus hijos, pues es el marido quien pagó a la comadrona y a la enfermera, además de las ropas que llevan puestas y a sus maestros. Indignada, Savitri prefiere morir de hambre siendo libre que vivir bajo techo y pertenecer a un hombre que no siente aprecio por ella… Insisto, esta última novela es brutal, de lectura obligada.

Si os habéis dado cuenta, las tres historias tienen en común la disconformidad de los protagonistas con el estatus de su propia vida, lo que propicia una escapada de casa durante un breve periodo de tiempo de cada uno de ellos.

Todo Malgudi me ha sorprendido (al margen de las palabras que dieron comienzo a esta reseña) por la simplicidad de su narración y por la humanidad de sus historias, sobre todo porque refleja un área con mucha desigualdad social después de la colonización británica en la India. Algunos de los habitantes de la zona de Malgudi viven en situaciones, aunque no extremas, si exceptuamos la última historia, sí que se da a entender que no gozan de demasiados privilegios, aún así, son personas felices, y así son retratadas por Narayan.

Mi consejo es que la lean, sin miedo. Descubrirán a un gran autor (si no lo habían hecho ya) e historias cuyos pasajes que le traerán el recuerdo de algo que les pasó en algún momento de su vida: los juegos callejeros, las primeras disputas, la época de exámenes, el primer amor a simple vista…

Estas tres historias se escribieron entre 1935 y 1938. Por la temática que trata, aún hoy podría decirse que son temas actuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *