Archive for abril 2014

Reseña: Retrato de familia con muerta, de Raúl Argemí

retratodefamiliamuertaHay gente que está por encima del bien y del mal. Ellos lo saben, mientras que nosotros, los de la calle, solo lo sospechamos. Gente capaz de matarse entre sí, a sangre fría, a tiros… y hacer que parezca un accidente doméstico.

El autor nos avisa: esta novela es una ficción que adapta un hecho real. En ella, a modo de collage, nos cuenta varias historias superpuestas que suceden alrededor de una figura: la muerta. Porque la víctima no tiene nombre, ni falta que le hace.

De entrada nos encontramos con el juez argentino Juan Manuel Galván, obsesionado con un caso que no le concierne: la muerte de una mujer de la alta sociedad. Con la ayuda de su viejo amigo Ritter, un “hombre para todo” que lo mismo te vende armas que trabaja de periodista, tratará de seguir las pistas y sumarios para saber qué ocurrió en realidad aquella tarde de fútbol.

Desde las primeras páginas ya se formula una hipótesis: la muerta tenía marcas de plata en el rostro, quizá debido a un puñetazo con un anillo, y varios agujeros tapados con pegamento en la cabeza que ocultaban varias balas de pequeño calibre. Lo cual no quita que, como hemos dicho, en una urbanización acorazada de la realidad, una jaula para ricos en toda regla, con su propia policía, ley y verdugos, todo pase como una simple caída en el aseo.

El título no está escogido al azar: en el tema de la muerta interviene toda una familia. Cuando aparece su cuerpo, hay una decena de personas implicadas. Y todas cuentan la misma historia. El juez poco a poco se va sumergiendo en una espiral de mentiras y obsesiones con el único objetivo de encontrar respuestas: quién, cómo y, sobre todo, por qué.

El libro, como se ha dicho antes, es un collage de voces. Pasa de la primera persona del juez Galván a su amigo Ritter, pasando por una tercera desde el punto de vista de los asesinos, de la muerta, de voces del más allá o de debates televisivos. Destacar la gran labor de documentación, que como dice al final del libro le llegó de primera mano con el fin de que lo sacara a la luz. El estilo de Raúl Argemí es pausado y correcto, mostrando una falsa apariencia de sencillez, lo que ayuda a agilizar la lectura de un libro que os durará dos sentadas.

La novela se alzó con el II Premio LH Confidencial y hoy día se puede encontrar tanto en edición impresa como en ebook. Una lectura más que recomendable para aquellos que gusten de casos reales ficcionados.

Reseña: Obra periodística completa, de Albert Londres

obraperiodisticacompletaEn el año 46 a. de C., el emperador romano, Julio César, escribió al senado una frase que ha pasado a formar parte de la historia: “Llegué, vi, vencí”. En el siglo XX, a un autor francés llamado Albert Londres bien podría aplicársele tal expresión, aunque con una ligera variación: sustituir la palabra “vencí” por “conté”.

Reconozco que he sido el primer sorprendido cuando me enteré que el premio periodístico de mayor prestigio en el país galo llevaba su nombre. Ésta, sin embargo, era una causa más que razonable para sumergirme de lleno en el primer volumen de su Obra periodística completa, una garantía de que, entre sus páginas, iba a embriagarme de puro conocimiento, de sabidurías narradas en primera persona, pues Albert Londres fue testigo directo de las tres novelas cortas que están incluidas en esta obra y obsequiándome, de esta manera, con todas sus vivencias y experiencias personales durante una investigación periodística que han sido trasladadas ahora al papel a cargo de Ecc ediciones. Un escritor que, a mi juicio, no goza de toda la popularidad que debería pues, a su destacada labor de documentación “in situ”, hay que añadir un estilo narrativo entretenido, muy suelto y que sabe trasmitir temas que en su época eran un tanto escabrosos. No todo el mundo lo logra con igual facilidad que Albert. Por todo ello y porque no hay mayor credibilidad que la de “llegar, ver y contar”, merece ser un autor que no debe pasar inadvertido para todos los amantes del género histórico y del periodismo de investigación.

La primera de las historias que se narran en este libro es El judío errante ha llegado, que fue publicado en primera instancia en forma de artículos y que a la postre fueron revisados para su conversión en novela, en 1930. Albert Londres se enroló en un viaje alrededor del mundo para conocer el destino de los judíos que tan injustamente eran castigados en la época. Un largo paseo por Inglaterra, Checoslovaquia, Rumania, Rusia, Hungría… hasta su llegada a Palestina, donde, para los judíos, la historia dio un giro de 360 grados. Lo único que no parece cambiar es el derramamiento de sangre. Un reportaje bibliográfico que narra todas las experiencias de una temática cruel. Una muy buena historia, llena de conflictos y polémicas que con gran soltura se desenvuelve el autor y que cuenta con minucioso detalle…

Cautivado por la fascinante historia que aprendió sobre los hechos narrados en esta breve novela, Albert Londres se hizo a la mar para conocer el lado opuesto: la reacción del Islam. De esta idea nace Los pescadores de perlas, publicada en 1931, la obra más corta de las tres y de la que el autor no se siente muy orgulloso, pues su objetivo inicial era entrar en La Meca, algo que no consiguió. Sin embargo, a mi me ha dejado un buen sabor de boca, he disfrutado con su lectura, incluso he maldecido el destino de quienes se sumergían en las profundidades del mar Rojo en busca de perlas, un preciado tesoro que, en ocasiones, se cobró un alto precio…

Y por último, llega la última novela de este primer volumen, titulada Tierra de ébano, fue la primera de las tres que escribió el autor y es mi parte favorita. En ella, el autor trata un tema complicado: la esclavitud en el África Occidental, en las colonias francesas, así cómo la escasa importancia de la mujer en estos países. Como anécdota sirva decir que la conversación entre dos amigos indígenas que llevaban tiempo sin verse, ambos se preguntaban por todas sus pertenencias y familiares. La última pregunta era sobre el estado de salud de sus respectivas esposas. Saludos que solían prolongarse durante más de un minuto y cuya anécdota, el escritor no quiere que pase desapercibido. Tierra de ébano le acarreó muchas polémicas al autor, de hecho, causó tal revuelo que incluso el gobernador de África Occidental organizó un viaje con distinguidos periodistas para desmentir los hechos que Albert Londres contaba en sus folletines. Hoy, incluso, aún es un tema de conversación que a menudo sale a la luz.

Si han llegado hasta aquí, habrán notado que las tres historias de esta novela son temas duros, incluso actuales, pese al paso del tiempo. Albert Londres lo contó tal y cómo lo vivió en su época. No hay nada que reprocharle, pues sus ojos fueron testigos y así fueron transmitidos al papel. Muchos de los problemas narrados en su Obra periodística completa continúan en la actualidad, con lo cual, esta novela seguirá siendo tema de conversación (para bien o para mal), esto es un hecho innegable.

Reseña: El Bruto. Los de Cuerpo Deforme y los de Mente Retorcida, de Eric Powell

elbruto11He estado siguiendo a El Bruto desde que supe la temática de este cómic. Desde que lo conoces, siendo fan del género de Terror, y el humor bien mezclado, cada cierto tiempo, deseas volver a él. La espera se hace interminable, pero vale la pena cada vez. Y esta vez no fue diferente. Los de cuerpo deforme y los de mente retorcida, vuelve a deleitarnos y dejar con ganas de más. El Bruto se merece una edición en tomos recopilatorios YA. Lectores que lo habéis visto de reojo en multitud de ocasiones, que sé que sois bastantes, aquellos que no os habéis decidido aún, os vais a dar collejas de inmediato en cuanto leáis alguna de las historias que proporciona The Goon.

Como sabrán los que si lo conocen, El Bruto odia los vampiros casi tanto como odia a los zombies. Teniendo en cuenta lo mucho que todos odiamos a los vampiros desde Crepúsculo, es muy divertido ver que este tomo nos abre boca con un par de puñetazos a esos niñatos repelentes que se barnizan de purpurina brillante. Hace lo que haríamos.

elbruto11_4

Lo bueno de Powell es que es capaz de pasar del humor más absurdo a un oscuro horror lleno de tragedia, y todo en menos de una página. El horror de unos niños que acaban de descubrir que una chica del grupo contiene en su interior un tremendo demonio devorador de almas, por ejemplo. A partir de entonces, ya sabes que viene lo mejor. Y encuentras historias como Feria de los Sueños de Brigadoon donde por azar del destino, El Bruto y su compañero llegan a una feria de monstruos en mitad del bosque donde los perjudicados son seres humanos. O el episodio dedicado a Roxi Dlite, la reina del «burlesque», una sin vergüenza de cuidado, de la que se enamora Franky sin ver que ella sólo quiera pasta gansa para gastar. Bueno, y enrollarse con dos arpías…, literalmente.

elbruto11_6

Me reí un montón. Pero el punto culminante del tomo es el episodio Huelga, o El Sindicato de las Costureras se declara en huelga. Donde Powell brilla por sí mismo pues traza una la historia grande del ejemplar. Esa que siempre aparece en cada especial y que dices: «pero qué bueno eres, tío». Fantasmas que regresan de la tumba, una tragedia, un incendio, un empresario inmune a la ley gracias a sus quejumbrosos sobornos… Brillante final. Como colofón, llega la broma. Para volver a reír con el mejor humor negro. El Bruto y lo que ocurre en unas pequeñas vacaciones que decide tomar. Una metáfora a la idea de que en vacaciones, nadie descansa.

elbruto11_2El nuevo tomo de El Bruto publicado por Norma Editorial, es tan salvaje y oscuro como siempre. Las historias de este personaje gobernado siempre con un humor de perros, siempre, siempre, cómics de nueve sobre diez. Humor verdaderamente bien escrito en cómics y con temática de Terror atrayente. ¿Era posible combinar esto antes de que conociéramos El Bruto? Buena pregunta. Pero la cuestión es, sin duda, que esta serie trae la luz a esa oscura parcela del noveno arte. Sedientos muchos de este tipo de historias que difícilmente tienen cabida en la narrativa.

No se sentirán decepcionados los fans de siempre. Los recién llegados encontrarán en cualquier tomo de El Bruto, el bueno para empezar. No son historias correlativas. Indispensable leerlas todas, por supuesto. De verdad, prueben y no se arrepentirán. En los últimos años, Eric Powell es la respuesta a ese vacío comiquero que tienen muchos lectores.

Reseña: En costas extrañas, de Tim Powers

encostasextrañasEn costas extrañas es el mejor de los trabajos de Tim Powers hasta la fecha. Pero claro, es el único libro suyo que he leído así que… No es difícil ver por qué este libro ha inspirado a films como Piratas del Caribe -dicen que la cuarta película se basa directamente en este libro-, y como también bebe de él la prestigiosa saga de videojuegos Monkey Island. Vemos claramente que hay elementos de ambas franquicias aquí. Por que si algo tienen las maravillas escritas es que todos quieren copiar sus buenas ideas de algún modo.

En costas extrañas, una novela de aventuras donde John Chandagnac se encuentra a bordo de un buque en aguas profundas cuando es atacado por una balandra pirata. Se espera que la batalla termine rápidamente, los piratas están siendo superados, sobre todo en número, y todo acabará de un momento a otro. Pero nada va según lo previsto para el pobre John, y ese “carisma” tan conocido de los piratas le proporciona una opción de seguir con vida: convertirse en uno de ellos o morir. Tomando el nombre de pirata de Jack Shandy queda reclutado e intenta ganarse la confianza de algunos de ellos para escapar en el momento adecuado. Cuando esa oportunidad se presenta, después de la intercepción a un buque de la armada británica, Jack acaba matando al oficial al mando para salvar la vida del capitán pirata…, como recompensa, es nombrado segundo al mando y con el tiempo se convertirá en el capitán de una aventura intensa, y mágica, aventura que le llevará por todo el Caribe; y a una relación de amor/odio con el legendario Barbanegra, y la creación de su tripulación de no muertos. El objetivo: la Fuente de la Juventud.

Realmente, esta premisa nunca puede no gustar a un lector acérrimo de buenas historias. Hay momentos de humor, batallas en alta mar, persecuciones de barcos, posesiones, zombies que persiguen a los protagonistas… Me gustó especialmente la cantidad de cosas que aporta en tan pocas páginas. Una novela ligera y demasiado entretenida de apenas 300 págs.

El tema trata también un periodo colonial, ideal para abstraerse en un mundo que a muchos nos hubiese gustado vivir. El final de En costas extrañas me dejó mal. Se terminó para mí la bruma embriagadora de nostalgia y satisfacción. Quería más. Una novela de aventuras sin precedentes. La isla del tesoro de finales de los 80s, libro inaudito para todos aquellos que empezaron a vivir lectoralmente en los 90s. Un lenguaje intoxicante, haciendo (¿fácilmente?) que participes en un mundo de magia, calor tropical con una participación visual en primera persona.

En costas extrañas lo tiene todo, es decir, el romance y el misterio, la acción y la intriga, la magia negra y espadas emocionantes en los siete mares. Es como una gran diversión de la que no puedes escapar. Sin duda, uno de los mejores libros para leer en verano.

Ediciones Gigamesh, en su afán por promover la Fantasía y la Ciencia Ficción, mantiene entre sus novedades novelas como ésta, indispensables para pasarlo bien, para gente sin complicaciones. Entre otros autores, se ha invitado a Tim Powers, para el festival internacional Celsius 232, que se celebrará el próximo verano, del 30 de julio al 2 de agosto, en Avilés.

Ediciones Gigamesh tiene en su catálogo las siguientes novelas de Tim Powers: Las puertas de Anubis, novela de viajes en el tiempo. Esencia oscura, novela con la que el autor empezó a labrarse la reputación de maestro de la fantasía histórica. En costas extrañas, la misma que viste y calza. Declara, el peculiar homenaje de Powers a John le Carré y novela con la que ganó el Premio Mundial de Fantasía en 2001. Y La fuerza de su mirada, la que dicen que es la mejor obra en calidad literaria del autor.

Tim Powers viene a vernos, ¿y no conoces nada de él? Venga ya.

Reseña: Blackout. El Apagón, de Marc Elsberg

BLACKOUTMi mujer suele decirme que me gusta más lo apocalíptico que un caramelo a un niño. No voy a negarlo, es un tema que me fascina. Black out no es estrictamente apocalíptico, aunque lo que plantea tiene los tintes para serlo. Todo empieza con un semáforo que se apaga y el accidente de tráfico que se produce por ello. A partir de ahí, poco a poco, las luces de todo el mundo se van apagando y la gente tiene que hacer frente a la vida sin electricidad mientras los gobiernos y fuerzas de la ley intentan descubrir por qué ha ocurrido y cómo solucionarlo. Esto es, muy por encima, Black out, de Marc Elsberg.

No es la primera vez que se fantasea con esa premisa. Ya el año pasado emitieron una serie llamada Revolution cuya premisa era la misma aunque trasladaba la acción a varios años después de ese apagón tecnológico. El tema me interesa, como ya he comentado, y vi toda la primera temporada con esfuerzo titánico por mi parte porque a decir verdad, la serie es bastante floja. El libro que hoy reseño es bastante más interesante. Y he aquí una anécdota: yo mismo escribí hace muchos años una novela corta que no ha visto la luz, titulada El apagón (originalidad en el título no existe, ni por parte de Elsberg ni por la mía) y que empezaba con Madrid sufriendo un corte energético y sumiéndose en la oscuridad.

Si tuviera que enmarcar la novela de Elsberg en un género concreto, aunque señalaría durante unos segundos al de “aventuras”, al final me decantaría por el “thriller”. Pero tiene algo de aterrador, y es que cuando una historia te plantea algo que podría pasar, o que no sería tan descabellado como que los muertos se levanten de la tumba, es fácil entrar en la historia, imaginarlo y estremecerte por ello. Aún recuerdo el caos que se produjo el verano que Nueva York se quedó sin luz durante varias horas, toda la comida podrida, el mal olor, hoteles que no podían abrir sus puertas porque eran electrónicas, pillaje… Bien, pues ahora imaginad que ocurre eso a nivel global. Permitidme la expresión pero… acojona, ¿no?

El libro nos muestra la absoluta dependencia que tiene nuestro mundo, y cada uno de nosotros, hacia la electricidad. Lo cual es absolutamente cierto y aterrador. Imaginadlo. No se trata solo de que se apaguen los semáforos y caiga el sistema económico mundial. Adiós a la luz que nos sirve para ver de noche, sí. Y también a los sistemas de subsistencia básica de que disponemos la gran mayoría de nosotros. Fuera vitrocerámicas, todos al Decathlon a por un buen camping gas. Y como llegues tarde y se hayan acabado… tendrás todos los boletos para ser de los primeros en caer. A menos que hagas algo para evitarlo. Así de fácil, resumiendo mucho, se desata el caos.

Como en toda historia postapocalíptica (aunque no lo sea estrictamente, ya sabéis), en el libro de Marc Elsberg la gente se comporta de formas variadas. Desde los que son amables y tratan de ayudar a los demás a los que intentan aprovechar la situación y cruzan al lado oscuro. El eterno dilema: ¿es el hombre bueno o malo por naturaleza? Existe la bondad, sí, pero ¿a la hora de la verdad prima la supervivencia individual?

En la novela, Piero Manzano es el único que parece tener la capacidad para solucionar el desastre. Es un antiguo hacker que se verá obligado a cruzar una Europa oscura y caótica para llegar hasta el fondo de la cuestión. El autor nos brinda varias historias, unidas entre sí por la desgracia, y nos hará acompañar a los protagonistas en sus viajes. Lo hace con un ritmo fresco y ágil (la novela es tirando a gorda pero se lee bastante rápido, yo he tardado cuatro días y no me considero un lector rápido, pero cuando algo me engancha…) y se desarrolla sin problemas hasta una conclusión que, en mi caso, he encontrado satisfactoria. He cerrado el libro con esa sensación de haber leído una buena historia y, sobre todo, muy entretenida.

Reseña: Blacksad #1, Un lugar entre las sombras, de Díaz Canales y Juanjo Guarnido

BlacksadUna señora reseña: eso me va a salir, porque madre de Dios qué calidad tiene este cómic. Es como una película Disney de serie negro para adultos, dicen. Sí, podría ser. Aunque no todos los días leo cómics populares y/o novelas gráficas que todo el mundo aclama. Pero lo cierto es que cuando puedes hacerlo, lo haces con un poco de miedo a la decepción. Hecho que se borra totalmente cuando lees algo tan GRANDE como Blacksad.

La característica por excelencia de Blacksad es que los personajes que aparecen en la historia son todos los animales antropomórficos con semejanzas humanas.

El tono general del libro contiene un ideal aspecto de cine negro, alrededor de los años 50s y con un drama que tiene lugar en la ciudad de Nueva York. El investigador privado es John Blacksad. Un gato negro, un tipo que no se achanta ante nadie, alguien al que le han jodido la vida.

Blacksad_2

La historia de Un lugar entre las sombras, empieza cuando es avisado por la policía para que reconozca un cadáver. Así es, como encuentran muerta en la cama a su ex. Una gatita, una belleza con la que su tipo de vida no funcionó, una chica que sólo él sabe como la amaba. El comisario le pide que no se entrometa, pero Blacksad lo manda a freír espárragos. Se promete a sí mismo traer al asesino de su ex -novia a la justicia. Blacksad arriesga todo para resolver el caso, aún sabiendo que va a descubrir mucha mierda tras esa chica.

Blacksad_3

La historia y el arte hacen de lo más singular este primer tomo de Juanjo Guarnido y Díaz Canales. Hacen un trabajo increíble al traer a la “vida” a estos personajes animalescos a través de sus expresiones faciales. A pesar de que representan animales, podemos sentir lo humanos que son. Los pros y los contras de cada especie.

Blacksad_4

El entorno da a la historia una sensación oscura, arenosa, y retrospectiva. El ambiente de la ciudad es perfectamente idéntico a su periodo de tiempo. Juan Díaz Canales hace una labor increíble en recomponer la historia de tal forma que los roles de cada personaje juegan un papel fundamental. Son los que están y están todos los que son, cada uno representa al que debería ser… y así sucesivamente. Lagartos y ratas fueron contratados como sicarios y matones. Osos y rinocerontes secuaces del gran magnate. ¿El magnate? Un señor sapo del que es imposible sacar un fallo en sus rasgos faciales para ver de qué pie cojea. Las mujeres atractivas normalmente se representan como gatitas monas y los perros nobles como policías. El comisario es un pastor alemán. El boxeador confidente, un gorila. El productor de cine es una morsa, el león un señor galán al que caen rendidas dichas gatitas…

Blacksad_7

La historia está contada desde la perspectiva de Blacksad. La historia en sí habla de un crimen, mezcla de amor y un torcido sentido de la justicia. Un cómic europeo que ha marcado un antes y un después. En USA la última versión fue publicada por Dark Horse en tapa dura.

En cada trama, Blacksad utiliza sus puños tanto como su cerebro, y es agradable cómo Canales equilibra los dos lados de nuestro personaje principal, que es un tipo inteligente que sabe cómo manejarse a sí mismo en una pelea.

Blacksad_5Guarnido está magnífico también con el arte concentrado aquí. Los fondos son increíbles, como Blacksad se mueve a través de Nueva York y Las Vegas de los años 50s. Estamos hablando de una obra que ha recibido los premios de Mejor Álbum por el Salón del Cómic de Barcelona en varias ocasiones, premio Interfestivals del Festival de Audincourt, Mejor Album en Amiens, premio Harvey al Mejor Álbum, premio al Mejor Dibujo en el festival de Angoulême… Un número 1 que Norma Editorial acaba de sacar a la luz su 10ª edición para disfrute de muchos.

Todo lo bueno que te hayan contado de Blacksad es verdad. Porque solo te han podido contar cosas buenas de esta joya del noveno arte.

Reseña: La suave superficie de la culata, de Antonio Manzanera

lasuavesuperficiedelaculataHay libros a los que uno llega por casualidad. Ni conozco a Antonio Manzanera ni sabía de la existencia de este libro hasta que nos llegó la oportunidad de reseñarlo. Poco después, estaba en mi casa, y encima dedicado por el autor (gracias por el detalle, Antonio).

Aún así, soy un tipo que se mueve por impulsos, y por alguna desconocida razón me daba un poco de pereza ponerme a leer La suave superficie de la culata. Supongo que tiene algo que ver el hecho de que las últimas cosas que he visto ambientadas en los años cincuenta me han aburrido soporíferamente. Pero bueno, me armé de valor y me adentré en la lectura.

¿Sabéis esa sensación de “qué equivocado estaba, ¿por qué demonios tenía yo pereza?” Bueno, pues eso me pasó a mí mientras leía este libro. Lo cierto es que la trama tejida por Antonio Manzanera es absorbente. Le juega a su favor ese estilo de contar las cosas que parece casi casual, como quien comenta el buen tiempo que hace hoy; lejos de plantarte en la cara un texto explicativo para que veas lo bien documentado que está (que lo está), juega con esa documentación para que la vayas consumiendo poco a poco y sin darte cuenta. Es uno de los grandes puntos fuertes de la novela, y es que cuando terminas puedes llegar a pensar que conoces a la perfección todos los tejemanejes que se urdían en aquella época en casinos y hoteles. Y todo sin perder de vista en ningún momento que esto es una novela de ficción y que todo está al servicio de la trama.

A ver. El libro nos presenta a Vincenzo Santino, un capo de la mafia condenado a pasar quince años entre rejas por un asesinato que verá como se le conmuta la pena de manera inesperada, para descubrirse inmerso en un complot de la Cosa Nostra y la CIA, que pretenden que él ejecute a Fidel Castro.

O sea: tiene una idea potente como punto de partida. Y va enrevesando la historia en cada página, lo que contribuye a eso que dije al principio: es un libro absorbente. De hecho, se me hizo corto, aunque no en un plano de historia (porque creo que en ese sentido está bien como está y le habría perjudicado extenderse más) sino en el plano mental que cada uno de nosotros otorgamos a un libro. Me he dejado llevar tanto que al final ha sido como: “¿ya?”.

El final… considero que es el correcto, el que debe ser (no quiero decir con esto que no sorprenda; puede hacerlo, depende de tu capacidad para esperar o no el devenir de la historia. Lo que quiero decir es que el final cuadra con la historia). Pero si tuviera que ponerle alguna pena al libro, creo que la principal sería en el cómo de ese final. La forma en que está contado, demasiado rápido, casi como con prisas. No desmerece al resto de la novela, eso es lo bueno, pero podría haber sido más redondo.

De todas formas, como digo, es un libro que me ha gustado. Me apunto el nombre de Antonio Manzanera. No le conocía, pero ahora ya sí… y estaré atento a lo siguiente que publique.

Reseña: 300, de Frank Miller y Lynn Varley

3009ª Edición. 60.000 ejemplares vendidos sólo en España, y subiendo. El cómic original de la película, aunque ya sabéis que todo el mérito de todo esto lo debe tener la fuente original… 300. Una historia de la historia. Lo que hizo Frank Miller y Lynn Varley en su día fue algo más que un cómic, lo que consiguieron fue traer a nuestros días un hecho heroico sin precedentes, recordárselo e instruírselo, a todo aquel inconsciente de los grandes hechos de nuestra Historia.

Herodoto, un historiador griego, el primero en grabar en tablillas para el mundo la historia de trescientos espartanos que se alzaban, se oponían contra el imperio más poderoso del mundo en ese momento. Un joven Frank Miller, ahora icono del cómic, enamorado de la Batalla de las Termópilas. Zack Snyder un director joven por entonces también, con mucho que decir. Gran trabajo. La desesperada resistencia contra el rey de Persia, Jerjes. ¿El resultado? Una historia fantástica contada a través de impresionantes efectos visuales cuidadosamente dibujadas por Frank Miller y pintado por Lynn Varley como colorista. Un efector narrador solemne, imperturbable, que esplende la naturaleza de lo que pudo ser un verdadero rey espartano.

300_04

300 cuenta la historia de trescientos guerreros espartanos y su rey Leónidas, quien junto con otros guerreros campesinos, simples griegos, de profesión humilde, y los Arcadios con su jefe militar Daxos, se enfrentan a las poderosas legiones del rey Jerjes de Persia. Los 300 guerreros y el resto del pequeño ejército griego se reúnen con Jerjes en las Termópilas, un camino estrecho cerca de la costa, donde las aguas termales abundan. Una encerrona en toda regla. Una pequeña puerta que hay que cerrar… Un dique de muerte y destrucción, un tapón eventual en la entrada, para que las tropas se fueran reagrupando ante el horror que se les venía encima.

300_07

¿Qué contar que no sepáis ya, si gracias al film y al cómic, todos sois conscientes de esta gran batalla? Mi idea de reseñaros esta obra de arte es que muchos se perdieron el cómic y con la película les bastó. ERROR. Estamos ante un cómic que abrió muchos caminos y que creó afición al cómic histórico algo que nunca llegaba a buen puerto por entonces.

300_06

Frank Miller es un hombre de pasión. Tanto es, que buscó otros caminos cuando esta obra quiso ser censurada para su primera publicación. Miller es un amante de la Historia y como tal quería que estuviera representada lo más fiel posible, aunque en entrevistas posteriores confesó que tuvo que cambiar ciertos aspectos para que el cómic funcionara. Miller se tomó ciertas libertades con la historia, sin embargo, 300 es más que una representación teatral de la histórica batalla, en lugar de representar palabra por palabra, lo que contó Herodoto. Donde mejor sale idealizada la pasión de Miller es en los condenados guerreros de Esparta.

300_01

300 es una de las grandes obras de los cómics. Indispensable, es poco decir. Unas flash-pages dignas de enmarcar. Un trazo, una disposición de viñetas, un dibujo digno de maestros. Un argumento y personajes inolvidables. Gracias a Norma Editorial tenemos disponible aún en las librerías esta gran joya en su formato original. Y ahora también en una edición de lujo para disfrutar como nunca del arte que aquí se contuvo. Ahora sólo queda esperar a que llegue pronto la Xerxes-Dark-Horsecontinuación que Frank Miller acaba realizar de la obra, Xerxes, qué huele a manjar de manjares.

300. Premio Eisner Mejor Serie Limitada. Premio Eisner Mejor Autor Completo. Premio Eisner Mejor Color. Premio Harvey Mejor Serie Limitada. Premio Harvey Mejor Color. Una lectura obligada para cualquier fan del noveno arte, de las buenas historias, de las verdaderas fuentes, de las mejores, que hablan del verdadero afán del hombre por su libertad.

La han catalogado como mejor obra del cómic histórico. Creo que ese apunte es sólo una lanza más, de las trescientas virtudes que tiene este cómic.

Reseña: Conociendo a Quarry, de Max Allan Collins

conociendoaquearryEs posible que os suene el nombre de Max Allan Collins. Si lo hace, apuesto a que es por ser el hombre detrás del guión de Camino a la perdición, la fantástica película que dirigió Sam Mendes. Pero aparte de haber escrito esa joya para la gran pantalla, es un novelista con bastantes novelas en el mercado, y está considerado uno de los grandes en literatura criminal. ¿Sinceramente? No me extraña.

En nuestro país, hay algunas grandes sagas criminales que no acaban de ver la luz, o recién comienzan a hacerlo. No sé cuál es la razón detrás de esto, pero es así. Jack Reacher, Parker o el protagonista de la novela que nos ha traido hasta aquí tienen dos cosas en común: son tipos duros (pero duros de verdad) y sus sagas en España no han sido publicadas con la celeridad que deberían. De hecho, es ahora que Factoría de ideas nos trae este Conociendo a Quarry, la primera novela de la saga, cuando en inglés hay publicados ya diez tomos.

Después de leer la novela no me queda otra que decir: ojalá que sigan publicándola.

Así que ya sabéis por donde van los tiros. El libro me ha gustado, lo he disfrutado como un niño con un cubo de palomitas a punto que sabe que va a ver una buena de tiros y tipos chungos. Max Allan Collins narra con precisión, directo al estómago, con un dominio de la agilidad que ya querrían muchos para sí, y la trama nos presenta a un protagonista que es como un huracán. No da tregua, es una historia llena de energía y que sirve perfectamente como presentación del personaje y del ambiente en el que se mueve. Su longitud (es bastante corta, al menos para mi baremo de lecturas) hace que se lea en unas pocas sentadas, y es que a nada que empieces con ella, es difícil de dejar. Es una novela negra de las que recuerdan a cuando se hacían buenas pelis policíaco—criminales. Claro que, en realidad, viene de esa época, así que tampoco es de extrañar.

¿De qué va Conociendo a Quarry? Conoceremos al hombre que le da título al libro cuando está a punto de disparar a un hombre en un aeropuerto. Rápido, frío y violento. Es un veterano de Vietnam al que nadie quiere contratar y que acaba convirtiéndose, ¿por qué no?, en un asesino a sueldo. Como tal, tiene en Broker a su contratista y en la novela le veremos encargándole a Quarry un objetivo que no se parece en nada a los desgraciados (por no usar otra palabra más fuerte) que suelen estar en la diana. Y el asunto se irá complicando cuando Quarry se de cuenta de que se la han jugado, que alguien le ha tendido una trampa y pretenden matarle y robarle el dinero que ha cobrado por acabar con la víctima. Y contar más es desvelar demasiado. Prestad atención, eso sí, a la miríada de personajes que rodean a Quarry. Me quedo con Boyd, compañero ocasional de Quarry, al que sus amoríos le afectan más de lo que él mismo está dispuesto a aceptar.

No dejéis que os pase desapercibida porque la novela vale, y bastante, la pena. Quarry merece ver su segundo libro publicado en castellano. Y el tercero, y el cuarto y hasta que termine la saga.

Reseña: El hombre de arena, de Lars Kepler

Hombre-de-arenaAl ponernos frente a esta novela, nos encontramos cara a cara con un thriller que tiene tanto de policíaco como de terror psicológico. Su punto de partida es el siguiente: un par de agentes de policía descubren una extraña conexión entre una serie de desapariciones aparentemente desconectadas. Familias enteras que se desvanecen, a excepción de un único miembro que sufre en soledad esa aterradora incertidumbre del “¿qué ha pasado con mi familia? ¿Dónde están? ¿Están siquiera vivos o están muertos?”.

Esos dos agentes se encabezonan con un caso en el que nadie cree, pero resulta que tienen razón, y detienen a un hombre acusándole de todas esas desapariciones, aunque solo encuentran a tres de las víctimas, dos muertas y una viva (más o menos, dado que está en un estado físico y psicológico tan lamentable que es como si estuviera muerta). Del resto de las víctimas, ni idea. Y el hombre al que han detenido, Jurek, es tan enigmático y tan calmado, que les hace pensar que están frente a un monstruo sin parangón. Antes de que le internen en un psiquiátrico en un régimen de incomunicación absoluta, Jurek se gira hacia los agentes y les lanza una amenaza: sus familias enteras desaparecerán y ellos acabarán suicidándose cuando se den cuenta de que no volverán a verles jamás.

Bien, tiene buena pinta, ¿verdad? Como sinopsis creo que es bastante llamativa. De hecho, os recomiendo encarecidamente que ignoréis la sinopsis que viene en la contraportada ya que desvela demasiada información. Llegas a la página 150 y te das cuenta de que sabes cosas que van a pasar y aún no han pasado porque lo pone en la sinopsis. Pero es comprensible, porque lo que yo he resumido es apenas un “flashback” de la historia, algo que ocurre pero que no es realmente el motor del libro. El hombre de arena tarda bastante en entrar en materia, lo que para mí es su principal fallo, porque parte de la primera parte de la novela la usa para darnos a conocer a los personajes, el trasfondo, ese flashback que os he narrado yo, y después, arranca la historia.

La parte positiva es que Lars Kepler (que en realidad es un matrimonio, no una única persona) narra con soltura, bastante directo a la acción y sin entretenerse en pasajes que no aportan a la trama. Con la sencillez por bandera, va tejiendo un puzzle muy interesante. Ya he dicho que tarda en entrar en faena, pero cuando lo hace, aprieta el acelerador hasta el fondo.

Pero no puedo terminar la reseña sin hablar de lo mejor que tiene el libro. Es cierto que su estilo es ágil y sencillo, pero se nota que hay mucho trabajo por detrás a la hora de caracterizar a los personajes y darles una personalidad marcada. Tanto Joona, el policía protagonista y obsesionado con solucionar los crímenes, como Saga Bauer son personajes fuertes capaces de liderar una trama tan fuerte. Y no son planos, de hecho Saga Bauer tiene tantos vericuetos psicológicos que la convierten en un personaje sublime.

Y, por encima de todos, Jurek. Comencé la novela diciendo que es mitad thriller policíaco mitad terror psicológico. Bien, cuando conozcáis a Jurek Walter vais a saber lo que es el terror psicológico. Y aquí termino la reseña porque decir más es estropear el libro.

Cuidado con El hombre de arena. Probablemente aparezca cuando estéis dormidos y se os lleve con él.