Reseña: Sex, de Joe Casey y Piotr Kowalski

SexUn nuevo cómic publicado por Image Cómics al otro lado del charco y rescatado por Aleta Ediciones para su edición en español. Sex, de Joe Casey y Piotr Kowalski, una vieja historia de nuevas indumentarias y fiebre psicológica. Después de un exilio autoimpuesto, el playboy multimillonario y superhéroe secreto Simon Cooke regresa a su ciudad natal de Saturn City. Todos, desde los empleados de la compañía de su familia a los capos del hampa que compiten por el poder, han sentido su ausencia. Ahora se debate entre una ciudad al borde de la hecatombe y una promesa de poner sus últimos días de héroe al servicio de todos. Cooke debe decidir si regresar a ese viejo manto o enterrarlo para siempre.

Si este relato suena familiar, lo es. Sex usa la mecánica de éxitos que tuvo en su día El Regreso del Caballero Oscuro. No obstante, hay bastantes puntos que los separan y como tal, Casey aplica una ruta diferente: la imaginería erótica en una época medio cyberpunk que hace gane bastante la historia.

Sex_02

La estética coincide con un mundo de neón en una ciudad llamada Saturn City que más bien recuerda a una posible Sodoma y Gomorra del futuro. Hecho con el que disfruté bastante es con el estilo realista de Piotr Kowalski que bien representa todos los aspectos de dicha ciudad. Altos edificios, barrios sucios, un paisaje de ladrillo muerto bien trazado, en ocasiones, impresionante.

Sex_05

El sexo no es hecho fundamental en la historia pero hace que la trama avance. Joe Casey y Piotr Kowalski han creado un aspecto elegante en ese sentido. Los dos primeros números de Sex son geniales, os recuerdo que Aleta Ediciones ha publicado un tomo integral que recoge los ocho primeros números. El estilo narrativo engancha desde el principio y destacan las secuencias de enganche entre números, trabajo puntual del mercado americano.

Sex_03

Simon Cooke está ahora a cargo de su empresa, un negocio que había sido desatendido durante años. Planes fiscales, oportunidades de inversión, reuniones con accionistas, todo se convierte en algo aburrido para Simon. Tal vez la única manera de escapar de todo eso es fantasear sobre el sexo. Y empieza por el «voyeurismo». De hecho, paga a dos prostitutas para actuar como una pareja de lesbianas cachondas… sólo para observar. La represión sexual en Simon es demasiado fuerte, no puede tener relaciones sexuales, ni siquiera puede sentirse cómodo con la masturbación. Lo que quiere decir que difícilmente volverá a ser un “humano” normal. Seguidamente, Simon visita el más exclusivo club de sexo de la ciudad, y ni siquiera la “Comunidad Lounge” consigue excitarle. Mientras que decenas de hombres y mujeres participan en una orgía salvaje, Simon sólo los mira con curiosidad…, y cierto grado de desprecio. La chica que lleva cierto grado de importancia en su empresa, en otros días una villana de cuidado, utiliza un vibrador para estimular su vagina mientras recuerda la forma en que fue perseguida por El Santo. Pero nada. No llegamos a saber lo que pasa dentro de la cabeza de Simon Cooke. Sus problemas son cada vez mayores. Lo rechaza todo. Hasta que Saturn City, una metrópolis cada vez más corrupta, estalla.

sex_07Sex es en realidad un drama del crimen en las calles. Una historia personal en la que jamás podrás inmiscuirte y de la cual te alegras de no pertenecer porque Simon Cooke, el personaje principal lo pasa bastante mal. ¿Y qué se está cocinando en la cabeza de Simon Cooke? Simon pasó años de su vida luchando contra el crimen como El Santo, un vigilante disfrazado.

Lo que propone el autor con Sex es una pregunta muy básica: ¿podría un superhéroe adaptarse a una vida normal después de haber sido el punto referente de toda una ciudad?

La liberación sexual es la respuesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *