Reseña: La joven ahogada, de Caitlín R. Kiernan

la joven ahogadaMenuda labor esta haciendo Editorial Valdemar con su nuevo sello Insomnia. Nada menos que recuperar títulos de Terror actuales -cosa tan difícil de encontrar en nuestro mercado como un mísero trabajo-, algunos títulos esenciales y superrecomendados para una digna biblioteca que se precie.

Es difícil encontrar palabras para un libro tan bueno como extraño. La rareza la provoca saber que estamos más cerca de la protagonista que de nuestra puta realidad. Es uno de esos libros que te hacen olvidar que debes dormir, de los que evitan ese rún-rún que te avisa que son las tres de la mañana y todavía estás leyendo. La voz de Imp, la protagonista, te atrae y te confunde en cuanto empiezas a leer. Empecé fascinado y no podría decir que era lo que me mantenía leyendo con tanto afán. Traté de llegar sano y salvo al final de la historia de fantasmas de Imp. Traté de averiguar qué pasó realmente…, curioseando todos los recuerdos imperfectos de Imp. Este libro era la mejor película de suspense que había visto en mucho tiempo. Pero fallé al final. ¿Y eso me gustó? Ya lo creo.

India Morgan Phelps, Imp para sus amigos, es esquizofrénica. Lucha contra las percepciones que le acechan en la realidad. Imp debe descubrir la verdad sobre sus encuentros con criaturas, o de algo muy, muy extraño… Imp proviene de una línea de mujeres dementes. Tanto su abuela como su madre terminaron suicidándose e Imp ahora ha empezado a tomar medicación para su esquizofrenia. En un intento de dar sentido a los acontecimientos que le sucedieron hace más de dos años, ella escribe su “historia de fantasmas”, y nos deja entrar en su inquietante mente. Algo en mi opinión, demasiado personal.

La relación de Imp con Abalyn me interesaba bastante, por lo menos tanto como lo hacía con Eva Canning. De los pensamientos simples, pasé a diferentes teorías e ideas. Me encanta como la autora encadena los capítulos a lo largo del libro. No necesitas saber tanta información de una historia para disfrutar de ella. No es como dicen por ahí. Adivinar y propulsar tus propias teorías es más divertido y te provocan una leve sonrisa cuando tienes razón. Éste es sin duda el fuerte de La Joven Ahogada. No me gustar descubrir mucho más de las historias que merecen tanto la pena leer. Sí friends, me refiero a esas que se convierten en clásicos al poco tiempo de ser publicadas. Os recuerdo que La Joven Ahogada se publicó sorprendentemente en 2012.

Caitlin R. Kiernan parece ser una de esas autoras que permiten a sus lectores formar parte de la obra. Ella nos sirve una descripción y la información suficiente para alimentar nuestra propia imaginación. Las descripciones de los lienzos Los ahogamientos de la muchacha o de Eva Canning: «sus ojos eran brillantes», son simplemente evocadores. Sólo lo insinuado se convierte en verdaderamente aterrador. Y a veces lo aterrador es hermoso.

Caitlín R. Kiernan es autora de diez novelas, entre las que se incluyen Daughter of Hounds (2007), The Red Tree (2009) y La Joven Ahogada (2012). Sus cuentos han sido recopilados en varios volúmenes, entre los cuales cabe destacar: Tales of Pain and Wonder (2000), The Ammonite Violin & Others (2010) y The Ape´s Wife and Other Tales (2013). También es la guionista de Alabaster, una aclamada serie de novelas gráficas para Dark Horse Comics que ha recibido magníficas críticas. Ha sido nominada cuatro veces al World Fantasy Award y dos veces al Shirley Jackson Award. Ha recibido el International Horror GuildAward a la mejor primera novela por Silk (1998). En 2012, La Joven Ahogada ganó el Bram Stoker Award y el James Tiptree, Jr. Award. Ahí es poco. Friends, no estamos hablando de una autora novel.

¿Qué es lo que pienso? Ya se imaginaran. La Joven Ahogada es una joya de novela. Aterradora e inquietante, llena de magia, mitos y una magnífica prosa que rivaliza con cualquiera de las historias de fantasmas de góticos clásicos. La narración como tal, es tan intrigante que en ciertos capítulos agobia. La sensación de Terror es fuerte. Una novela que me recuerda mucho a otra que me hizo pasarlo muy mal, La habitación de Naomí, de Jonathan Aycliffe.

La Joven Ahogada roza la perfección.

One comment

  1. Dani V. Martín dice:

    Siento disentir un poco. Esta novela se me hizo bastante espesita, incluso tuve que dejarla durante unos días.
    No terminé de entenderla aunque a lo mejor lo que la autora pretendía era precisamente eso, que cada cual interpretara la historia a su manera.

    Ahora bien, tras leela, he estado repasándola mentalmente durante dias. Y pensándolo bien, creo que transmite una fascinación especial.

    Supongo que merecerá una segunda lectura mas adelante pero se me hizo muy cuesta arriba y me costó muchas veces seguirle el hilo.

    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *