Reseña: Capitán América. Soldado de invierno, de Ed Brubaker, Steve Epting, Lark y Perkins

el-soldado-de-inviernoEn mi opinión, el film del Capitán América basado en el cómic Soldado de Invierno ha tardado mucho tiempo en llegar. Dejando a un lado si ha sido fiel al cómic o no, o si mantiene a raya la historia…; después de lo que hizo Brubaker, como dotó a un personaje desfasado de un carisma realmente atractivo; ya tenía mucho ganado. Sólo había que esperar a que Marvel Studios cayera en la cuenta de lo que tenía entre manos.

Ed Brubaker se hizo cargo de las tareas de redacción de Capitán América ​​a finales de 2004. Él hizo algo que los fans de Marvel jamás pensaron que sucedería: trajo de vuelta de entre los muertos a James «Bucky» Barnes.

La trama es al principio simple, pero la ambientación de la que dota Burbaker a sus historias tiene aquí un efecto tremendo y se nos va contando poco a poco lo que verdaderamente ocurrió. Barnes fue secuestrado por los soviéticos, reprogramado y bautizado como Soldado de Invierno. Un asesino que dispondría de suspensión criogénica entre cada misión.

el-soldado-de-invierno06

Cuando muchos pensaron que la idea de resucitar a Bucky se convertiría en un cataclismo odioso por parte de los fans, sucedió todo lo contrario. Porque realmente hay una trama oculta que va mucho más allá de todo lo que hasta ahora os he contado. Pues, ¿quién dice que no sucedió al revés? Ahí lo dejo. Nada de comentar más el argumento para no spoilear… Lo que sí os digo es que el gancho de esta serie fluyó naturalmente de las últimas historias protagonizadas por Barnes vistiendo la máscara del Capitán América.

el-soldado-de-invierno02El cómic es grande lo mires por donde lo mires. Se hacía esperar por parte de Panini Cómics su recopilación en tomo de toda la serie. Una obra que todo buen amante al cómic debe mostrar en su cómicteca para orgullo de su propio señorío. Una buena mezcla de la trama basada en personajes que aportan lo justo que deben aportar. Nada aquí está sobrellevado. El espionaje se muestra de una forma muy real y adapta a los personajes de forma perfecta. Brubaker no pierde el tiempo en la transición de Bucky y Natasha de Capitán América ​​a Soldado de Invierno. Si este tema había sido etiquetado como un nuevo arco del Capitán América, no creo que nadie hubiera parpadeado.

La forma en que transcurre cada capítulo es entretenida a más no poder. Te enganchas y no quieres que termine. El tomo, el cómic, es como un film de tres horas de acción sin descanso. ¿Qué más se puede pedir a día de hoy?

el-soldado-de-invierno07

Se unieron al equipo de Brubaker, a mediados de la serie, más artistas para los lápices. En el transcurso de su trabajo, esta concatenación de historias goza de diferentes tipos de diseñadores y encontrar algo así es como un soplo de aire fresco por que cada trama, dentro de la principal, goza de diferentes enfoques, ya que ocurren en distintos puntos del planeta. Esto crea una visión más amplia sobre los diseños complejos de cada paisaje que desafían al lector un poco. Al principio parece un arco argumental más oscuro de lo normal, pero esto va cambiando gracias a lo que os comento.

el-soldado-de-invierno05Para el amante del diseño, decir que al final de la obra el tomo cuenta con un extenso remanso de bocetos, diseños y aguadas del personaje, de la mano del grandísimo Steve Epting.

En muchos sentidos, Soldado de Invierno ha sido una alegría enorme, un nuevo empujón a mi casi extinta fe en los cómics actuales de Marvel. Hay un cambio notable, un gran éxito brillante en los cómics de superhéroes manejados por grandes guionistas a los que se les ha dado la oportunidad. Gente como tú y como yo, de la misma edad, que quieren que esto funcione. Y lo más importante, que aman lo que hacen y que están dotados para ello. Sin duda, el frikismo de Ed Brubaker (y el tuyo y el mío, por supuesto) tienen la culpa de que volvamos a sentirnos como antes, al leer Soldado de Invierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *