Archive for marzo 2014

Reseña: Las brujas de Westwood, de El Torres, Ángel Hernández y Abel García

las_brujas_de_westwoodUna nueva publicación de El Torres en nuestro país y un nuevo éxito. Como fans del género de Terror seguimos muy de cerca la obra de este guionista malagueño que ya ha cruzado el charco en unas cuantas ocasiones para publicar sus cómics en la todopoderosa USA.

Tras grandes obras como El velo, Tambores y El Bosque de los Suicidas, geniales historias, Dibbuks Editorial publica lo último, Las brujas de Westwood, esta vez una trama que transcurre en un perdido pueblo de la América profunda donde el mal lleva afincado bastante tiempo. En la nueva, y una vez más, afortunada incursión en el Terror de un guionista tan dotado como El Torres, apuesta en este caso por apuntar una historia en la que lo que hacemos en la infancia, siempre repercute en el futuro. Tarde o temprano, los demonios vuelven, ¿no es así?

En el plano artístico encontramos a Abel García, dibujante que ya trabajara con él en Tambores, y que muestra su calidad con cantidad de detalles por viñeta y que proporcionan a la historia un ambiente casi único. Para más datos, incluso rinde homenaje con algunas de sus ilustraciones a Francisco Goya y sus pinturas Sabbath de las brujas y Brujas en vuelo.

las_brujas_de_westwood04

Una de las curiosidades con las que cuenta este tomo, es que apenas ha tenido retraso con respecto a la edición americana (Amigo Cómics la sacó al mercado como miniserie en verano de 2013) y ahora Dibbuks las recopila en un tomo para ofrecérselo a sus seguidores españoles en un magnífico y único volumen.

las_brujas_de_westwood03Me temí desde un principio que la historia de Las brujas de Westwood, se asemejara demasiado a The Lords of Salem, el último film y obra bizarra del director Rob Zombie. En mi opinión, una ida de olla como pocas, aunque me considero fan de este director. Sin embargo, nada de esto ocurre, y aquí dentro de lo que cabe, la lógica mueve a los personajes y el empuje es realista dentro del argumento.

En Las brujas de Westwood, la historia se centra en Jack Kurtzberg, el autor de gran éxito del libro Walpurgis Passion, una novela de brujería y romance que tiene a millones de niñas adolescentes como fans. Jack siente una creciente presión por parte de su esposa (que es una sacacuartos), y de su manager. Quieren que escriba la secuela de inmediato. Todos brindan por una continuación de Walpurgis Passion, pero él no quiere hacerlo, pese a que incluso ya tienen vendidos los derechos para una película. Buscando concentración decide instalarse en Westwood, el pueblo que le vio crecer y del que apenas tiene recuerdos. Debería ser una tarea fácil, escribir en un lugar discreto y apartado de la ciudad. Pero una vez allí empieza a perseguirle una pesadilla, un recuerdo casi olvidado, una visión de la repentina muerte de su hermano y… Jack empieza a darse cuenta que los habitantes de Westwood las_brujas_de_westwood02tienen un extraño parecido con los personajes de su novela. Todo se torna en desgracias cuando Jack es invitado por ciertas señoritas a una cena en un club de lectura donde se hablara de su gran obra. En dicha fiesta empezará a verlo todo claro…

Los aficionados al género disfrutamos una vez más, y gracias a Dibbuks de una buena obra de Terror en formato cómic. Una historia digna de la escuela Creepy.

Las brujas de Westwood empuja al lector desde la primera página a un mundo surrealista lleno de sangre, engendros y gobernado por continuos aquelarres. Si esta es tu idea de pasarlo bien, adelante, si no, acércate, porque las buenas historias siempre tienden la mano… y ya no te sueltan.

Reseña: Kraken, de China Miéville

krakenLa cicatriz fue el último libro de China Miéville que leí de Ciencia Ficción, antes de abandonarla por un tiempo bastante largo. Me cansé un poco del género (aunque sólo me arriesgaba con grandes novelas o consagradas), y estaba dejando de lado mi verdadera pasión: el género de Terror.  Recuerdo que China Miéville tenía un modo de escribir que costaba al principio pero que una vez superado ese medio murete, eras capaz de meterte en una trama de lo más sorprendente, y sobre todo, original.

Su última novela Kraken, acaba de ser publicada por una de las pocas editoriales especialistas en CF que tenemos en este país, La Factoría de Ideas. Kraken es un libro extremadamente difícil de resumir, pero normalmente los libros de Miéville lo son. Lo intentaré de todos modos porque es una historia que debéis degustar sí o sí. Cuando sepas realmente de qué va, os va a molar. Ya lo veréis.

En el Centro Darwin, en el Museo de Historia Natural de Londres, Billy Harrow, especialista cefalópodos, está realizando una gira cuyo punto culminante está destinado a ser la muestra de un Architeuthis dux raras, mejor dicho, un Calamar Gigante. Pero la idea que tiene Billy se torna en desgracia, todo toma un rumbo inesperado cuando el calamar de repente se desvanece en el aire. Billy pronto descubre, que dicho acto es llevado a cabo por una serie de fuerzas misteriosas, que habitan en Londres, y cuya existencia ha sido felizmente ignorada hasta ahora. Una ciudad en donde nada es lo que parece y cuyos habitantes – humanos o no -, son expertos en magia y asesinato.

Me gustó mucho el humor negro del libro. La novela está llena de pequeños momentos de victoria. Existe la Congregación del Dios Kraken, una secta de adoradores cuyos orígenes se remontan a los albores de la humanidad, y más allá. Encontraremos también a un loco despiadado con sus víctimas como tatuaje, la FSRC, un grupo más fino de la capital que combate la brujería con hechicería. Aparece Wati, un espíritu del antiguo Egipto que encabeza un sindicato de gentuza de familiares mágicos. Grisamentum, el mago más grande de Londres, cuya sombra perdura mucho después de su muerte. Goss y Subby, un anciano sin edad y un niño cretino que, juntos, constituyen un dúo aterrador…

Sí, está claro, Miéville vuelve a crear en apenas cuatrocientas páginas un nuevo mundo lleno de magia, seres extraños y aterradores como pocos.

Kraken es la historia de una búsqueda. Una novela fantástica y de aventuras con suspense, horror y personajes originales al máximo. A la antigua usanza. Ahora que lo sabéis, y si esta frenética combinación es de vuestro agrado, ya estáis tardando en leerla.

Cuando empecé con Kraken, me desconcentró un poco, no por el contenido de ideas, sino con lo que percibía como naturaleza genérica de la novela. Tenía muchas de las características de una historia de Fantasía, y mientras que cada elemento era bastante interesante…No me cuadraba el ritmo. Entonces recordé La cicatriz y la gran obra que es, y como me sucedió lo mismo con ella. Continué y Kraken me lo hizo pasar en grande desde entonces. Y como aficionado al Terror.

Miéville no tiene reparos en utilizar toda una serie de palabras extrañas que con el paso de las páginas entiendes y lo mejor, es que gustan y se quedan en la retina. Kraken es China Miéville en su mejor momento creativo. Es de los pocos, capaz de construir un mundo detallado y envolvente en muy poco tiempo.

Reseña: Cuentos de Terramar, de Ursula K. Le Guin

cuentos-de-terramarCon Cuentos de Terramar, Ursula K. Le Guin regresa a su archipiélago encantado – un mundo poblado de dragones, magos y brujas, así como de gente común – y nos da una luminosa y variada colección que abarca varios siglos de historia en el mundo mágico de Terramar.

Cuentos de Terramar contiene dos novelas cortas y tres relatos largos, una elegante presentación y un extenso epílogo que describe los «hechos de ficción » detrás de una de las creaciones más duraderas de la fantasía moderna.

Las historias avanzan cronológicamente, comenzando con la historia más larga, El descubridor. Una historia que habla de la Edad Oscura de Terramar y de la fundación de la escuela para magos en la Isla de Roke. Una novela corta, fijada unos pocos cientos de años antes de que un mago de Terramar, presentara el archipiélago y revelara cuanta maldad albergaba la escuela de Roke.

Rosaoscura y Diamante es otro encantador relato sobre el joven cortejo, que demuestra que a veces los magos pueden seguir carreras alternativas.

Los huesos de la Tierra, cuenta como los magos se enseñan el oficio unos a otros. Desde la perspectiva del mago que enseñó primero a Ged, se demuestra cómo la humildad, si es grande, puede frenar hasta un terremoto.

En el Gran Pantano, cuenta los momentos intensos en los que Ged como Archimago de Terramar, habla sobre el amor, el poder, y de la fuerza que los une. Un retrato de los últimos días de Ogion.

La última historia, Dragonvolador, muestra cómo una mujer, lo suficientemente decidida, es capaz de romper el techo de cristal del templo masculino. Es un relato que tiene lugar poco después de la última novela de Terramar. Y proporciona un puente – un puente del dragón – a la nueva novela, El Otro Viento.

Como colofón se añade al libro un ensayo genial sobre la historia de Terramar, la gente, los idiomas, la literatura y la magia, y ofrece dos nuevos mapas.

En Cuentos de Terramar, cada historia se cuenta con una prosa elegante por la que (como escritor) casi llegas a odiar a la autora por lo bien que escribe. Usa la pluma con una sofisticación moral y psicológica pocas veces vista. Sus personajes son complejos e inquietantes, atrayentes, y su escritura es notable y resplandece. Le Guin regresa al mundo de fantasía de Terramar, al que más fama le dio, con la mejor colección de relatos basado en un mundo de Fantasía, en mi opinión, el mejor después de los Cuentos Inconclusos de Tolkien.

Los cinco cuentos reunidos en este libro fueron ganadores de los Premios Locus y Endeavour en 2002. Entre los muchos puntos fuertes de Le Guin está su habilidad para escribir Fantasía elocuente que, si bien está repleta de dragones, magos, brujas y todo un mito del otro mundo, está directamente relacionada con personajes dignos de hoy en día.

«Nadie puede explicar un dragón», dijo alguien una vez. Pues os aseguro que Ursula K. Le Guin te hace verlo.

Reseña: Tu nombre después de la lluvia, de Victoria Álvarez

tu-nombre-despues-de-la-lluvia¿Te gustan las historias victorianas de fantasmas? Si eres de los que disfrutan leyendo a Sherindan Le Fanu, Wilkie Collins o Sir Walter Scott, este, sin duda, es tu libro.

Victoria Álvarez no es ninguna principiante en el mundo de las letras, su debut con “Hojas de dedalera” (Editorial Versátil) pasó un tanto desapercibido: editorial pequeña, poca difusión, dificultad para encontrarlo en librerías… pero entre aquellos que le habían echado un ojo la conclusión era unánime: era una gran ópera prima y su autora prometía. Desgraciadamente, muy pocos de los que leímos esta primera novela llegamos siquiera a enterarnos de la salida de su siguiente obra: “Las Eternas”(Editorial Versátil). Si en el caso de “Hojas de dedalera” la difusión fue escasa, con su segundo título directamente no hubo promoción y era complicado  encontrarla fuera de la web de la editorial. Esto me llevó a pensar que Victoria Álvarez no había escrito nada más, sumándose a la larga lista de autores de un solo libro.

Fue una sorpresa descubrir de nuevo su nombre en Lumen, un sello de Pinguin Random House. La verdad es que la portada, pese a ser muy bonita, me dejó un poco confundida y con el título me ocurrió lo mismo: “Tu nombre después de la lluvia” ¿Era una novela romántica? Yo no leo romántica y me extrañaba que la autora hubiese dado ese giro. Es cierto que en sus novelas suele haber historias de amor, pero no son el eje central de la historia, sino más bien una pincelada de realidad que completa trama y personajes. Con cierta reserva, decidí empezar a leer el libro. Fue una buena decisión.

“Tu nombre después de la lluvia” transcurre entre Irlanda y Oxford en 1903, durante los primeros años de la época eduardiana, un periodo histórico que la autora conoce muy bien y que despliega con maestría ante el lector: ropa, comidas, costumbres, vestuario… pero no solo eso, también escoge las grandes temáticas que hicieron famosa a la literatura de la época y que nos hacen pensar en la “era dorada” del imperialismo británico: la egiptología, las charlas científicas, el auge de la parapsicología, la prensa especializada, la vida académica… creando una atmosfera que no dejará indiferente a ningún lector. El abanico de personas que pueden disfrutar de este novela es amplísimo, seguramente quienes disfrutaron de “el mapa del tiempo”, de Felix J Palma, también podrán hacerlo con la historia del Profesor Alexander Quills y sus compañeros Oliver Saunders y Lionel Lennox. Encontraran también cierto gusto retrofuturista en las máquinas de investigación parapsicológicas de Quills, y si te gustan las historias de amor estarás de enhorabuena, porque desarrolla una muy del estilo de los folletines victorianos, con drama, intriga y varios asesinatos de por medio. Destaca lo que realmente maneja bien la autora; el toque sobrenatural aplicando magistralmente los clichés de estas historias: noches tormentosas, tempestades, viejos castillos al borde de un acantilado, jardines con viejas estatuas comidas por la hiedra, familias nobles venidas a menos y cementerios decimonónicos, elementos del mejor romanticismo que gracias a la naturalidad de la prosa y los bien construida que está la historia ni suenan a tópico ni parecen forzados en ningún momento, al revés están ahí para hacer guiños a quienes apreciamos y conocemos este tipo de literatura.

Los personajes están bien construidos, hasta el punto de que te da la sensación de llegar a conocerlos, presentando además muchas de las grandes figuras de este tipo de obras: el escritor idealista y soñador, el aventurero mujeriego e intrépido, el profesor práctico con mucha vida a sus espaldas. Y lo mismo ocurre con las damas; desde la criada descarada hasta la muchacha inocente en apuros, todo el repertorio de la literatura de época está presente (mujer fatal y fantasma familiar incluido) y aunque está protagonizada por hombres, son ellas las que llevan la voz cantante de la trama. Especial interés merece el desarrollo de las distintas clases sociales, que te lleva a recordar a la vieja serie “Arriba y abajo”.

Si tuviese que destacar algún punto negativo es quizás el final, algo precipitado, algo forzado. Pero creo que esto es más una cuestión de gustos personales que realmente un fallo, ya que todas las tramas quedan perfectamente cerradas y explicadas. Salvo la última frase que, como es costumbre en la autora, nos hace pensar que volveremos a encontrar a algunos de estos personajes en otra novela.

Reseña: La ventana alta, de Raymond Chandler

P326374.jpgPhil Marlowe es un bastardo inteligente que nunca puede beber lo suficiente y juega a la vida con una mano delante y otra detrás. Él no es un tipo duro, pero él habla despectivamente si le apetecea. Es un detective privado, y no es malo en lo que hace, porque se dedica a la búsqueda de la verdad, incluso cuando esa búsqueda le lleva fuera de la ley y en contra de los deseos de sus clientes. No es que sea curioso, es que no puede evitarlo. El nombre de Marlowe, probablemente, se le ocurrió a Chandler del personaje más famoso de Joseph Conrad, Chris Marlow, en El corazón de las tinieblas.

La ventana alta es el tercer caso de Marlowe. Este magnífico tipo que a todos cae bien y que sólo sabe decir que el mundo está lleno de bastardos. La vida de Phil Marlowe le lleva a navegar a través del corazón más oscuro de la depresión americana en la que estaba sumida Los Ángeles. Se topa con los principales testigos de los horrores de la cultura premoderna, y toma una copa brindando por ello. La bebida rara vez ayuda, pero así es Marlowe. En el caso de La ventana alta, Marlowe es contratado por una viuda rica llamada Murdock, a quién describen como «caballo de guerra». La señora Murdock le exige recuperar una moneda valiosa, el doblón Brasher, una moneda inédita y muy valiosa. Pero a dicha loba también le gustaría que consiguiese que su hijo se divorcie de su esposa, una chica de clase muy inferior a los de su familia. La trama, como en la vida real, es complicada. Se trata de un chantaje. Conflictos sociales, morales, asuntos sexuales y cruces inesperados. Mujeres sonrojadas al atardecer.

A lo largo del libro, Marlowe pasa muy cerca de algunos asesinatos. Él hace preguntas acerca de los Murdocks y obtiene respuestas. Y nada de comentarios sobre estos bastardos le gusta.

La trama es compleja, pero engancha de una manera soberbia, de una forma que solo saben hacer los maestros. Lo que importa aquí es la escritura y ver lo bueno que era escribiendo Chandler. Uno de los mejores escritores de la historia, y pionero en utilizar el moderno inglés americano.

Pocos antes han escrito frases tan claras y descriptivas, conmovedoras, como lo hacia él. Ernest Hemingway fue uno de sus compañeros. Cormac McCarthy bebe lo mejor de su prosa. Raymond Chandler en sus escritos es muy ingenioso. Chandler podía escribir frases tan tremendas como: «Ella tenía una sonrisa que se sentía en mi bolsillo «, e irse de rositas.

Chandler también era un escritor lo suficientemente inteligente como para que las investigaciones de Marlowe tuvieran una gran profundidad psicológica. Marlowe probablemente no sabe lo que es la Psicología, pero para el personaje, el mero hecho de no saber, le empuja a averiguar el por qué. Se entera de todas estas cosas, porque es un buen detective. Y como un delantero de fútbol, sólo necesita estar en el lugar y en el momento adecuado para triunfar.

Los libros de Raymond Chandler mantienen un nivel alto todos. La mayoría son indispensables. Una colección muy curiosa y llevadera, la genial editorial DeBolsillo. Fáciles de adquirir, literatura buena para el populacho, libros que contienen misterios, asesinatos, gente demente, y también humilde, que ve como su vida se va al garete en un pis-pas.

Un buen trago. Las novelas de Chandler son un buen trago que no viene mal de vez en cuando.

Reseña: La leyenda de la isla sin voz, de Vanessa Montfort

islasinvozUna vez leí una novela cuya frase me tuvo en vilo durante toda la lectura. Decía exactamente: “Dadme lo que quiero y me iré de aquí”. Bueno, en realidad no era una novela, sino un guión para una película que fue editado en formato de libro, pero el caso es que no podía abandonar esas páginas porque quería saber qué es lo que quería aquel hombre malvado.

Eso es lo que me ha pasado con La leyenda de la isla sin voz. Leí la sinopsis y me aseguraba que la isla de Blackwell guardaba un secreto y un tesoro. Conforme las páginas pasaban a gran velocidad, apenas me llevó un par de días leer sus más de cuatrocientas páginas, no conseguía encontrar estos dos misterios que tan en ascuas me tenían. Yo seguía devorando hojas y hojas sin llegar a tan ansiadas respuestas… hasta que, al fin, me fue desvelado el misterio.

Es un libro que engancha por esta cuestión, pero también por su atmósfera, porque es como si estuvieses leyéndolo en mitad del océano, sintiendo su brisa suave, el olor al mar.

Me gusta mucho la obra de Charles Dickens y La leyenda de la isla sin voz es un claro homenaje al autor. Por este motivo no tuve ninguna duda de que me iba a gustar apenas arrancase a leer las primeras líneas. Y así fue. Vanessa Montfort, siguiendo los pasos de uno de los mejores autores de todos los tiempos, consigue enternecer al lector intentando ayudar al más desfavorecido. En mi opinión ha convertido esta novela de estilo victoriano en una obra que el propio Dickens hubiese podido firmar. En esta novela no solo me encontré con varias referencias a obras del autor inglés, a parte de ser el protagonista de la historia, también hace alusión a otros ilustres de la literatura como Washington Irving o Jules Verne. Es una novela muy emotiva, de esas que crean impotencia por no poder hacer nada frente a tantas injusticias como el racismo, el maltrato, las violaciones, etc. Es fácil compartir las creencias del protagonista principal, Charles Dickens, un hombre dispuesto a ayudar a los desdichados habitantes de la isla de Blackwell.

No es la primera vez que leo una novela cuyo protagonista es un célebre autor que ha de enfrentarse a su propio destino, Félix J. Palma ya hizo lo propio con H. G. Wells en su trilogía victoriana, casualmente El mapa del cielo también fue publicada por Plaza & Janés, como La leyenda de la isla sin voz y el mencionado guión, al principio de esta reseña. Me gustan este tipo de situaciones porque nunca sabes la reacción de los personajes ante una idea propia. Lo hace tan imprevisible que será una lectura recordada para toda la vida. Después de todo, de eso es de lo que se trata, de hacerlo inolvidable.

Si te inclinas por esta lectura, descubrirás muchos secretos en la isla de Blackwell, algunos tan aterradores que no pueden ser nombrados. También encontrarás un tesoro, aunque para mí, el mayor de los tesoros es el haber leído esta novela victoriana llena de suspense, acción, aventuras y un poco de historia. Muy recomendable.

“La isla de Blackwell está situada en el East River, en el barrio de Manhattan, Nueva York. Allí solamente viven personas con un oscuro pasado, criminales, huérfanos, prostitutas y locos. Motivo suficiente para despertar la curiosidad de un famoso escritor llamado Charles Dickens. En su estancia en la isla, que se prolonga hasta catorce días, una bella enfermera con quien descubrirá un secreto que ha de ser desvelado. En este misterioso lugar recopilará los datos necesarios para inspirarse en la que será una de sus obras más conocidas: Cuento de Navidad…”

Reseña: Vicio propio, de Thomas Pynchon

vicio propioThomas Pynchon es considerado actualmente como unos de los más grandes novelistas vivos de Norteamérica, su narrativa se puede comparar a montarse en una montaña rusa en la que el tiempo, el espacio y la percepción del universo que recrea están en continua tensión y experimentación estética, poniendo a prueba continuamente al lector. Es un escritor de una densidad de ideas y cultura popular apabullante, ultradensa hasta la lisergia, una sobredosis de horror vacui.

Vicio propio dicen es su novela más lineal, lo que no quita que mantenga los adjetivos anteriores. El esquema argumental es el típico de la novela negra americana a lo Chandler. Pero bajo ese esqueleto noir con sus vértebras bien diferenciadas,- entre  viajes de LSD con alcohol y música de guitarras surferas,- que dirigen el manido argumento del detective que busca a un tipo rico desaparecido, Pynchon nos sumerge en el ambiente, cultura, música, vestimentas…etc. de un Los Ángeles de los años sesenta. En este sentido la Norteamérica que nos cuenta es, no tanto la recreación fidedigna de un pasado sino más bien la imaginación delirante y barroca hasta la extenuación de una época vista desde el prisma bizarro del autor que la vivió, en un ejercicio tanto de nostalgia como de detallismo salvaje y desenfrenado en referencias artísticas y culturales, disparadas como balas de una ametralladora, masivamente y a toda velocidad hacia tu cerebro.

La intención de Pynchon es que el lector se pierda en los cientos de detalles y de personajes que van minando la trama, personajes esperpénticos y a la vez inspirados en un L.A. en el que la mezcla de colores chillones, estilos y modos de vida caricaturizados de lo hortera a lo imposible, diálogos rocambolescos y experiencias de lo más grotescas y divertidas, que creen en el lector la sensación de que su mente está fumando marihuana junto con el protagonista.

Hablando de éste, Doc Sportello, es un atípico Marlowe, un detective que malvive de casos, consume porros, viste con chanclas y camisas hawaianas. A través de sus ojos, y de sus hilarantes e improvisados disfraces, nos van presentando a otros personajes como su ex, Shasta, la mujer fatal buscavidas que acude a él buscando ayuda y que desaparece junto a su amante rico a su vez metido en un asunto de especulación inmobiliaria. También está el típico policía corrupto y tocapelotas, Bigofoot,  que sigue los pasos de Doc y que mantiene un interés sospechoso en todo el barullo…tras ellos el autor del libro irá, como Dante a través de los círculos del infierno, (pero un infierno no de llamas sino de cocktails, motos,  tablas de surf y mucha droga), describiendo ese Los Angeles lleno de gente tan estrafalaria como peligrosa, desde moteros del infierno hasta masajistas sexuales, drogadictos, músicos de garaje idiotizados por el éxito, soldados del Vietnam reconvertidos en traficantes de droga…y de fondo un barco misterioso y mítico, el Colmillo Dorado, en el que Doc cree que estará la solución del caso…

Entre las cientos de referencias históricas y pseudo históricas cabe destacar a Charles Manson, que lo menciona en varias ocasiones, aunque el autor, como digo, juega con el pasado y el presente en un continuo reportaje ficción con un trasfondo en el que no distingues entre lo real y lo inventado, (ese protointernet tan eficaz).

El libro igualmente es toda una entrañable parodia del hippismo, de una América vista hoy día como un adolescente que no conoces límites y que puede hacer todo lo permitido o no permitido, y en ese microuniverso como eran las playas de California, un mundo que para el lector español, ajeno salvo por el cine y conducido por Pynchon, le parecerá tan extraño y lejano como las montañas de Venus, siendo que es parte de la cultura norteamericana.

Por último mencionar que Paul Thomas Anderson, genial director de películas como “Boggie Nigths” o “Pozos de ambición”, está rodando en el momento que se escribe esta reseña la adaptación cinematográfica, protagonizada por Joaquin Phoenix. Oportunidad estupenda para adquirir y leer esta obra, y aliciente para su lectura, ya que será la primera novela de Pynchon que tenga una versión en la gran pantalla, ¿puede ser una buena adaptación? Eso será la decisión del lector que quiera aventurarse con Vicio propio.

Reseña: Batman El Caballero Oscuro. Testamento, de John Wagner y Chris Brunner

batman_caballero_oscuro_testamentoBatman: El Caballero Oscuro. Testamento también conocida como Legends of the Dark Knight, fue un cómic de DC lanzado en 1989 aprovechando la popularidad de Batman.

A diferencia de otras historias de Batman, esta cuenta con equipos creativos que van rotando. Las historias no tienen que ser parte de los eventos que se desarrollan en otros cómics del murciélago.

Sentó un poco el precedente de lo que hoy se hace mucho con los personajes en tramas que se desarrollan en mundos paralelos a la serie del personaje.

Para más datos de este tipo sólo tenéis que agarrar cualquier ejemplar del sello Otros Mundos que ECC Ediciones ha publicado y ver la enorme calidad de sus historias.

Debido a que Legends of the Dark Knight presenta los primeros tiempos de Batman como héroe, muchos aceptan estas historias como parte de la continuidad histórica de su pasado.

batman_caballero_oscuro_testamento_02

Otra diferencia en el resto de las historias se debe a que estos argumentos se lanzaban en ediciones de distinta duración. Idea que generalmente contaba de tres a cinco capítulos. La mayor parte de las ediciones presentaban los primeros años en la carrera de Batman tal y como se hizo con Batman: Año Uno. Pero a lo largo del tiempo fueron publicadas en presente y futuro.

batman_caballero_oscuro_testamento_03

Batman: El Caballero Oscuro. Testamento, trabajo del destacado guionista John Wagner y el dibujante Chris Brunner, cuenta los primeros años de la carrera contra el crimen de El Señor de la Noche. cuando aún no contaba con la total confianza de las fuerzas de seguridad y los ciudadanos de Gotham no sabían muy bien que pensar sobre el señor Wayne y que diablos hacía en su tiempo libre. Por otro lado, una banda de delincuentes callejeros llamados Justicia Dura emplea dicha término físicamente e inicia el ojo por ojo con todo aquel que elige desviarse del camino de la legalidad. Siendo ellos mismos jueces instantáneos y verdugos; empleando el mal mayor para destrozar un mal menor. Batman los conoce, interviene, y para colmo, se ve comprometida su seguridad e identidad, pues todo parece tornarse en desgracia si te acercas a esos tipos. Es entonces cuando decide escribir un diario/testamento por lo que pueda pasar.

batman_caballero_oscuro_testamento_04

Batman: El Caballero Oscuro. Testamento es una trama de las de antes. De las que tanto gozábamos en los 80s. Violencia, impartir justicia y perdida de humanidad para con el prójimo. Es un tipo de cómic hecho para satisfacer a los que queríamos más después relamernos con Batman: Año Uno o El Regreso del Caballero Oscuro, de Frank Miller.

Como dije antes se buscaron grandes autores para continuar este sendero que tanto moló. De ahí la calidad del cómic del que estamos hablando.

Aquí encontramos a un Batman naciendo, un comisario Gordon queriendo “creer”, una atmósfera basada en el realismo de unas calles donde todo vale. Wagner lo hace de maravilla. Un trazo algo desdichado por parte de Chris Brunner, para mi gusto, pero nada que entorpezca.

batman_caballero_oscuro_testamento_05Batman: El Caballero Oscuro. Testamento es un tomito, una pequeña trama de esas indispensables para los que sentimos «la llamada» de vez en cuando para sumergirnos en una nueva historia del murciélago. Me llamó la atención en cuanto lo vi y lo he leído en dos sentadas. Es una de las últimas novedades editadas por ECC ediciones. Estamos hablando de una serie de tomos que fueron cancelados en enero de 2007, para disgusto de muchos. Gracias a recuperaciones de este tipo, volvemos a tenerlo a mano. Por eso es, indispensable, no, lo siguiente.

Reseña: Renaissance, de J.J. Lucas

reinassanceHacía un par de meses que no leía una novela de género Z y eso para mí era mucho tiempo. Había llegado el momento de hacerlo y no tuve ninguna duda donde buscaría mi siguiente lectura: en la web de Dolmen, la editorial especializada en este género que bastante a menudo incorpora nuevos autores que aportan nuevas ideas y expanden el glosario de este fascinante mundo apocalíptico. No me costó nada decidirme a leer Renaissance. La caída de los hombres,  la primera parte, de lo que (supongo) será una trilogía, escrita por el toledano J. J. Lucas. Elegirla, como digo, fue sencillo: bastó echar un vistazo a la sinopsis y voilá, ya la tenía en el punto de mira, lista para ser “devorada”. Fue abrir el libro, comenzar la primera página, y ya no pude soltarlo. No solo es adictiva sino que, además, es diferente, pues añade nuevos elementos al género, con lo cual el factor sorpresa está garantizado y con ello la convierte en una novela original que tiene un ritmo de acción constante muy acertado durante la narración. Sí, amigos, me encantan las nuevas aportaciones como, por poner un solo ejemplo, la nueva idea de contagio: si matas a un whiteye, (nombre que el autor le da a los muertos vivientes), la presencia del virus se queda en el aire y es capaz de infectar a quienes se encuentren en un radio de un kilómetro. Además, el virus permanece activo durante un mes después de la muerte del portador, lo que lo hace aún más mortal que cualquier otra infección de esta índole narradas en otras novelas de género Z. Esta anécdota crea un clima de tensión que el autor sabe manejar, induciendo al lector a un estado de vigilia constante, como si fuera uno más de los protagonistas de Renaissance. La caída de los muertos.

Pero esta no es la única novedad respecto a otras novelas similares. Prepárense para las muchas sorpresas que J. J. Lucas os tiene reservada. A mí me han gustado mucho las nuevas ideas que el autor me ha obsequiado. Es como leer sobre el género por primera vez. Sí, son zombis, pero ¡menudos cambios respecto a todo lo conocido hasta el momento! Hay ciertos aspectos que me recuerdan a Soy leyenda, del excelente Richard Matheson. Palabras mayores, señores.

En el año 2023 el Virus Verónica, conocido como el VV, arrasa la ciudad de Nueva York. En el 2029, poco más de ciento veinte personas han logrado escapar al brote. Estos supervivientes se refugian en el campo Renaissance, una fortificación reconstruida apenas un año después de la catástrofe y que se halla situada a sesenta kilómetros al sudoeste de la ciudad más conocida de lo que queda del planeta, en un enclave lo suficientemente elevado para poder interceptar al enemigo y así eludir la distancia adecuada para que el virus no afecte a los habitantes de un refugio que antaño sirvió de polvorín al ejército de los Estados Unidos.

Si bien el sistema de propagación tiene un alto índice de riesgo entre todos los que no han sucumbido a la epidemia, aún se atisba una mínima esperanza cuando, cuatro años después del primer brote, en una de las expediciones que se suceden cada cierto tiempo en busca de alimentos y otros elementos de vital importancia para el mantenimiento de la nueva colonia formada en el campo Renaissance, los militares encuentran un superviviente que ha estado oculto en el sótano de su granja. Un hombre de sesenta y ocho años que ha pasado por una experiencia traumática: oculto en la oscuridad durante todo ese tiempo. Sin embargo, es un hombre que puede significar algo de vital importancia en la búsqueda de respuestas de las investigaciones que la doctora Phoebes Rubbyn está llevando a cabo para volver a la normalidad. Si es que aún hay tiempo porque esta nueva especie que ahora invade las calles, parece dar síntomas de estar aprendiendo. Y su avance es inminente…

Me ha gustado mucho la forma en que el autor ha enfocado este trabajo. Básicamente, esta entrega se basa en la narración de los personajes, la forma de llegar al campamento, las bajas que hubo en el camino y el rescate. Pero sobre todo, se centra en las decisiones de los supervivientes, dirigidos por el coronel Lawrence Newseth. No hay descanso, es una novela con mucha acción y, como dije, con muchas sorpresas. Léanla y descúbranlas por sí mismos.

Hay algo, para finalizar esta reseña, que me ha llamado mucho la atención, y es que J. J. Lucas no haya cursado estudios universitarios. ¡Quién lo diría después de haber leído esta novela! Es un claro ejemplo de sacrificio y perseverancia, una realidad del tópico “el que la sigue la consigue” y un espejo en el que mirarse todos aquellos autores que no tengan ningún título académico y aún duden de que es imposible alcanzar metas importantes si no se tienen ciertos niveles de estudios.

Reseña: Guillermo del Toro. Gabinete de Curiosidades. Mis cuadernos, colecciones y otras obsesiones

deltoro_curiosidadesLibro curioso como pocos el que ha publicado Norma Editorial. Un tomo ilustrado que recoge curiosidades, libro de apuntes, colecciones y otras obsesiones del genial director de cine Guillermo Del toro, tan arraigado a nuestro país. El tomo es una joyita en sí misma por lo que cuenta y cómo lo cuenta. Comienza con un prólogo del director James Cameron (Titanic, Avatar), comentarios del recientemente oscarizado Alfonso Cuarón, también del actor Ron Perlman (Hellboy), entre otros. Y finaliza con un epílogo de Tom Cruise.

Guillermo del Toro es un tío al que tuve el honor de conocer de forma cercana hace unos cuantos años en la Hispacón (Convención Española de Ciencia Ficción, Fantasía y Terror) que se celebró en Cádiz. Por entonces, creo recordar que estaba rodando la magnífica El espinazo del diablo. Aluciné con lo genial que es: se consideraba “un tío gordo” que había conseguido entrar en Hollywood pese a la guasa que tuvo a la hora de trabajar con gente como Wesley Snipes en Blade 2. Contó multitud de anécdotas. Hizo un comentario sobre El Señor de los Anillos que me hizo reír a carcajadas: «Hay que ver lo que ha creado ese gordo cabrón», dijo refiriéndose a Peter Jackson y a su muy hypeada trilogía que se estaba desarrollando en aquel momento. Quién le iba a decir años después que, para bien o para mal, trabajaría con él en el guión de El Hobbit.

deltoro_curiosidades_06

La edición de Guillermo del Toro. Gabinete de Curiosidades, viene en un formato un poco más grande que DINA4. Tapa dura con relieves, conteniendo desde muy pronto, varios bocetos en un collage sobre imitación a madera. En esta maravilla para la vista Guillermo del Toro abre las puertas de su guarida. El libro es íntimo y da la sensación de estar leyendo algo prohibido. Es como leer su diario. Cameron así lo describe: «Paseemos por la mente de uno de los más grandes visionarios de nuestro tiempo».

deltoro_curiosidades_02Entramos directamente en Bleak House o lo que Del Toro denomina su lugar espiritual o de inspiración. Su taller de trabajo. Una casa situada a pocos metros de la suya. Es como una cueva donde están sus más preciados tesoros: su coleccionismo friki. Nos lleva a recorrer cada estancia de la casa: desde la biblioteca de cómics hasta la de Terror, con la cual muchos de ustedes se sentirán identificados.

Del Toro nos habla de sus inspiraciones artísticas. Muestra con descaro sus cuadernos de apuntes en los que se gestaron famosas películas como Cronos, Mimic, Blade 2, Hellboy, El laberinto del fauno o la más reciente Pacific Rim.

Cuando lo conocí en persona, mientras nos hablaba a unos cuantos devotos, Del Toro declaró que se consideraba un freak. Repitió aquella palabra (que aquí usamos como friki) hasta la saciedad. Es un tío que no se esconde. Un tío (palabras suyas) gordo, con gafas y de camiseta negra. Lo tiene todo para ser feliz. Decía una gran verdad: «A aquellos otros tíos raros, ¿qué les queda convirtiéndose tan pronto en adultos?

deltoro_curiosidades_03

Obvio es, que un fan acérrimo de Guillermo Del Toro debe tener este libro. Pero también gente que ama el género de Terror, que piensa ser guionista o incluso director. ¿Fans del cine en general? También.

Es un libro con muchas luces. Ora, un bestiario, ora, un manual oscuro para la inspiración. Podría estar en la estantería de cualquier amante del cine, del dibujo, de la literatura o del arte en general. Y por eso (¿te parece poco, freak?), está en la mía.