Reseña: Música muerta y otros relatos, de José María Latorre

Musica muertaA grandes rasgos, José María Latorre (Zaragoza, 1945) es un escritor que apenas goza de popularidad en este país. Es considerado por los entendidos como un maestro del género fantástico…, sí, pero parece dar miedo decir que es un escritor de Terror (nuestro) en toda regla. Ya sé, parece que no está bien hoy en día, ni en este mundillo, crear estereotipos…

Latorre es un autor muy prolífico que ha escrito cantidad de novelas juveniles porque de algo hay que sobrevivir en esta tierra de conejos. Sus historias están llenas de paisajes tenebrosos, monstruos y misterios inexplicables siempre con ambiente gótico. Es un escritor que si no sabes de él, y lees sus historias, puede pasar perfectamente por uno de los grandes maestros del cuento de Terror del siglo XIX, al estilo LeFanu o Benson. Además escribe ensayos y también es guionista y crítico cinematográfico. En mi opinión, uno de los grandes, pero con la desgracia que tenemos muchos, de haber nacido en el sitio equivocado, profesionalmente.

Os lo digo ya, para una lectura adulta, donde brilla enormemente Latorre, es con sus relatos de Terror. Cada antología que ve la luz hay que pillarla. Desde que “pasé” por La noche de Cagliostro y otros relatos de terror, título también publicado por Valdemar en su colección Diógenes; he sentido fascinación por él, y por su forma de escribir. Desde muy pronto ves su talento de autor. Estilo marcado por un lenguaje cuidado y conciso, fundamental para lograr el ambiente opresivo con el que te va introduciendo en la acción, donde ningún detalle es intrascendente. Recuerdo, sobre todo, Instantáneas (horror dentro de un fotomatón), magistral relato que ha sido traducido al polaco y al italiano.

Indispensable La noche de Cagliostro y otros relatos de terror…, por supuesto.

Ahora José María Latorre vuelve a deleitarnos con su nuevo título Música muerta y  otros relatos, en la nueva edición de bolsillo (pero en tapa dura) que ha lanzado Editorial Valdemar. En cuanto lo vi, supe que tenía entretenimiento e historias lúgubres para gusto y regusto. No obstante, en esta nueva antología hay relatos para todos los gustos. Un amplio repertorio de géneros. Con El experimento de Armando Lombarte regresa al puro terror psicológico que bien usara Poe en sus días. Resurgam y El sacerdote suicida, trata el tema del vampiro, uno de ellos desde una perspectiva un tanto especial. El depósito de agua, me ha encantado, una narración angustiosa y con un final que permanece aún en mi memoria. Música muerta, es el ejemplo que os decía antes de magnífico escritor que bien pudiera ser de otra época. Cuenta la historia de un sacerdote afincado en Florencia, exactamente en un monasterio en el que la música es una afición más que notable. ¿Y qué ocurre? Cada vez que toca el piano, un ente aparece tras las cortinas… Cuervo, es un western pero con tintes de misterio y algo sanguinario. Potocki… ¿os suena? Sí, os va a sonar y mucho. Historias de hombres lobo, desapariciones misteriosas, relatos apocalípticos con todo lo que conocemos yéndose al garete, microrrelatos de resurrecciones, también un homenaje a los relatos marítimos y de aventuras con Simbad y la isla de la muerte

Una madeja de argumentos que no defraudará a nadie.

Un detalle que me encanta, es el hincapié que hace Latorre siempre en los cementerios. Raro es que no aparezca uno en sus historias. Me encanta parecerme a él en este sentido.

Este autor está dotado claramente con ese don natural para contar historias. Posee una técnica narrativa genial. Es capaz de metamorfosearse con cada relato. José María Latorre es un autor consagrado y “nuestro”. Deberíais tener sus escritos entre lo mejor de vuestras bibliotecas. Pocos expertos hay en España más autorizados para hablar del Fantástico.

Gocemos orgullosos.

4 comments

  1. Adonita dice:

    Tomo nota porque siempre estoy a la caza de nuevos autores terrorificos, ademas los relatos es una estupenda forma de conocer su trabajo.

  2. Lestatzgz dice:

    Pues poco puedo decir después de tu estupenda crítica, Juan José Castillo. Yo también pertenezco a ese (cada día más grande, espero ) grupo de lectores que descubrió a José María Latorres con el inolvidable, ‘La noche de Cagliostro’. Desde entonces, atesoro cada libro que encuentro de el en mi biblioteca personal y los leo con mucho deleite, tal como acabó de leer ‘ La sonrisa púrpura’ relato suyo inédito incluido en ‘La maldición de la momia’ también de Valdemar. Para mi, uno de los mejores escritores de terror de hoy en día. Me encanta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *