Reseña: Tras la pista del espejo de Buda, de Don Winslow

Espejo-de-budaNo me costó mucho decidirme por esta lectura. Había oído hablar muy bien de otras obras de este mismo autor como El poder del perro, Los reyes de lo cool, Muerte y vida de Bobby Z o la primera entrega de esta serie dedicada al personaje de Neal Carey, titulada Un soplo de aire fresco, que fue nominada al Premio Edgar Allan Poe a la mejor obra de crimen y misterio. Para mí ha sido un gran descubrimiento. Sí, es la primera novela que leo de Don Winslow y muchos de ustedes no me lo perdonarán, ni siquiera yo mismo lo haré… Solo espero que a finales de año ya esté al día en lo que respecta a las obras del estadounidense, del que se dice que es uno de los mejores escritores que hay en la actualidad en cuanto al género de misterio se refiere.

Me ha gustado mucho la forma que tiene Don Winslow de enfocar situaciones tan comunes como la celebración de una cena o conocer a un nuevo amigo extranjero al que le enseñas todo tipo de palabras malsonantes. Son circunstancias a priori simples pero que, bien contadas, como es el caso, nos proporcionan una lectura muy agradable, causan sensaciones de bienestar en instan a continuar leyendo al menos un capítulo más.

Hay puertas que nunca deberían abrirse porque no sabes lo que puedes dejar entrar. Eso mismo es lo que pensó Neal Carey cuando, tras la misma, apareció Joe Graham, su padre adoptivo, quien tiene un brazo ortopédico. Y con él los problemas, un nuevo caso de apariencia simple que el detective nunca olvidará. Un error que le costará caro.

Robert Pendleton es un hombre de cuarenta y tres años que trabaja para AgriTech. Ha creado un milagroso fertilizante capaz de revolucionar el mundo agrario, por este motivo es perseguido por todos: la  CIA, el gobierno chino, incluso por mafias que ni siquiera el mismo conoce. Quedarse en Estados Unidos supone un riesgo de muerte que no quiere correr y huye junto con Li Lan, con quien mantiene un romance, hasta Hong Kong.

El trabajo de Neal Carey es seguirlos y tratar de hallar respuestas a su huida y, sobre todo, al intento de asesinato en el que se ha visto implicado. Pero la belleza de Li Lan es tan poderosa que pronto se verá envuelto en una red con demasiados nudos que desatar. Los lazos emocionales serán tan peligrosos que ni el propio Carey será consciente del riesgo que corre.

En mi opinión, la mejor parte de Tras la pista del espejo de Buda (Roja & Negra, 2014) llega cuando Li Lan le confiesa al detective Carey el motivo por el cual lleva siendo toda la vida perseguida. Una historia que se remonta a su infancia, en plena Gran Revolución Cultural Proletaria de la República Popular China, cuyo movimiento fue desencadenado por Mao, el nuevo presidente del país, obligando a Li Lan y a toda su familia (padre, madre y hermana) a huir de un país lleno de injusticias y que augura pocas esperanzas para ellos. Es una especie de relato que, a la postre, da título a este libro.

Antes de finalizar, les recuerdo que esta es la segunda novela de la serie dedicada al detective Neal Carey. Como les he dicho al principio de esta reseña, no he leído la primera parte y, por lo que he podido averiguar, no es necesario, pues se tratan de casos diferentes. Eso sí, Un soplo de aire fresco me reclama. Y no pienso negarme a su llamada. Ni al resto de obras de un autor excelente llamado Don Winslow.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *