Reseña: Jimena no deshoja margaritas, de Olga Salar

jimenanodeshojamargaritas¿Cuántas veces nos hemos sentido atraídos o repelidos por una persona nada más conocerla? Sin llegar a saber si con el tiempo nos llegaría a caer bien o mal. Como un flechazo. Porque sí, los flechazos existen. ¿O no creéis en ellos? Pues yo sí que creo. Quizá porque me ha pasado alguna vez. Luego, que ese flechazo lleve a algún sitio o no, es otra cosa.

Pero ahí está la tensión, como entre los dos protagonistas de esta historia, que en un primer momento parece que se repelen pero nada más lejos de la realidad. Otra cosa es que no paran de chincharse…

Ahí empieza una divertida, sensual y romántica historia que puede sonarnos en alguna de sus partes. A mí, como a Jimena, no me gusta nada que me digan como tengo que ser, como vestirme, qué decir u opinar. Y claro, si en mi vida apareciera alguien como Lucas, pues saltarían chispas, naturalmente.

Pero para qué engañarnos, también tendríamos que ser muy fuertes para poder resistirnos a sus encantos. Jimena lo intenta, pero cuando nos tocan el corazón, por muy fuerte y protegido que creamos tenerlo, el amor es tan fuerte que es capaz de abrir una pequeña brecha en él. Y ahí llega el principio del fin. No sabéis lo que me alegro de que eso pasara entre Jimena y Lucas. Si es que mi parte romántica me puede…

Jimena es una brillantísima chelista cuyo sueño es tocar en el Concierto de Año Nuevo en Viena, y en compañía de su chelo cree que es feliz. Pero todo eso cambia el día en que conoce a Lucas. Un guapo y brillante arquitecto que se mete con ella y su aspecto. El choque entre ambos es inmediato. Cambia en el momento en que a los dos les toca compartir casa rural en fin de Año. Eso cambiará sus vidas para siempre.

Lucas empieza a descubrir que le gusta Jimena mucho más de lo que quiere admitir, y Jimena también empieza a darse cuenta de que quizá no es tan insensible a los encantos de Lucas como ella creía. ¿Pero será capaz Lucas de convencer a Jimena de que quiere una relación en exclusiva con ella?

Y ella, ¿abrirá su corazón después de tanto tiempo sin temor a que se lo rompan?

Quizás el amor necesite trabajar muy duro para juntar a estos dos. Sí. Es un huracán, que todo lo destroza a su paso y trae el caos y la destrucción. No. No es un tornado ni nada de eso, aunque por sus efectos, bien podría parecerse. Me estoy refiriendo al amor. A eso que muchos creen controlar, pero que están muy lejos de hacerlo. Vale, también tiene que aparecer una persona muy especial, como en este caso. Y también quizá suene a tópico, pero es que es la pura verdad: el amor es una de las mayores fuerzas del universo. Si no leed esta historia, que habla de segundas oportunidades, de vencer miedos y dejarse llevar por lo que sentimos, aún sin saber muy bien a dónde acabaremos yendo.

Eso es la vida. Arriesgar para ganar. Y aunque muchas veces parezca que el precio es muy alto, vale la pena la recompensa como ocurre en Jimena no deshoja margaritas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *