Reseña: Quiéreme si te atreves, de Regina Roman

quiereme-si-te-atrevesLo que me he reído con esta historia. Y lo bien que me lo he pasado con lo que traman Marina y Roman. En muchos momentos, me he sentido bastante identificada con ella. Quizá porque yo también soy una persona muy insegura a veces. Bueno, ¿y quién no lo es en algún momento de su vida? Aunque hay casos, y casos, y en el caso de Marina esas inseguridades llegan a extremos un poco elevados. Pero eso es parte de su encanto. Porque Marina es todo un ejemplar. Al igual que Roman, su guapísimo y perfecto Romeo. Aunque en más de una ocasión le hubiera dado un par de buenas collejas. Pero en el fondo como es un amor, se le acaba perdonando todo.

Es imposible leer esta novela sin formar parte de ella. Riendo con Marina o llorando con ella. Enfadándote por sus constantes meteduras de pata, pero también apoyándola cuando se fortalece. Como cualquier situación en la vida, sus actos, te enseñan a conocerte y a hacerte más fuerte.

Así que, salvando las distancias, todos podríamos llegar a ser los protagonistas de esta preciosa historia de amor que te roba el corazón y demuestra, que si realmente queremos ser felices y conseguir aquello que va a hacer que lo seamos, no debemos perder la esperanza. Hay que ir con todas nuestras fuerzas.

En Quiéreme si te atreves, Marina es una encantadora  muchacha, muy insegura. Por eso no llega a entender porqué Roman Hellman, un guapísimo y riquísimo alemán, puede estar interesado lo más mínimo en ella. Pero eso parece, ni más ni menos. Las muchas inseguridades de Marina, la llevarán a vivir mil peripecias que pueden poner en peligro su maravillosa historia de amor con Roman. Como por ejemplo, Natalia, la estirada y snob madre de Roman, que no quiere a Marina en la vida de su hijo, por no considerarla de su misma clase, y que usará artimañas para hacerla desaparecer. El reciente descubrimiento del maravilloso mundo de los perfumes que encandila a Marina, y que hace que empiece a tener seguridad en sí misma, la insistencia y paciencia increíble de Roman, el apoyo de Carlos, el querido hermano de Marina que ha salido recientemente “del armario” y que intenta apoyar a su hermana en todo lo que puede… Sus queridas amigas que están a su lado, a pesar de los líos que también tienen en sus vidas. Todos terminan poco a poco por descubrir a Marina, la mujer que realmente ha estado siempre ahí, bajo esos miedos. Una Marina preciosa, valiente y fuerte, que lucha por conseguir su felicidad y la de los que la rodean.

MIEDO, INSEGURIDAD. Os suenan, ¿verdad? Unas palabras que pueden ejercer tanto poder sobre nosotros hasta el extremo de condicionar vuestra vida.

Menos mal que también existen los sueños, la amistad, el amor, que contrarrestan, y que en muchas ocasiones ganan la batalla al miedo. En Quiéreme si te atreves, tenemos un claro ejemplo de ello.

De como los sueños pueden convertirse en realidad. Nadie ha dicho que sea fácil, para nada. Normalmente las cosas buenas no lo son. Pero siempre vale la pena luchar por ellas. Y si encima lo hacemos con una historia divertida y encantadora como ésta, pues muchísimo mejor.

Porque sí, niños y niñas, los sueños pueden hacerse realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *