Reseña: Xenozoic, de Mark Schultz

XenozoicNo me canso de alabar lo que están haciendo algunas editoriales por recuperar obras cumbres del cómic que rondaron nuestro entorno allá por los 80s. Obras con las que nos dejábamos llevar fácilmente a mundos desolados, apocalípticos, imposibles por entonces de visualizar (dignamente) en otros medios que no fuera el escrito. Aquellos títulos (la mayoría sobradamente buenos), a los que te enganchabas número tras número y esperabas con ansia el día de volver a ir al kiosco con esperanzas.

Los títulos a los que me refiero llegaron a nosotros gracias a Editorial Toutain en revistas de cómics como Zona 84 (continuación de la aclamada 1984), Creepy, Tótem… Una editorial grandiosa de tebeos que lanzó numerosas revistas llenas de obritas de arte gráfica, en España, entre 1973 y 1992. Editorial que laboraba con un buen número de autores españoles y extranjeros de vanguardia que mayoritariamente trabajaron para la famosa Editorial Warren americana.

Xenozoic_06

Xenozoic (traducida entonces como La Era Xenozoica) fue una serie creada por Mark Schultz ambientada en un futuro post-apocalíptico que comenzó en 1986 con la historieta Xenozoic!, con un gran éxito. Poco después fue seguida por la serie Xenozoic Tales, cuyo primer número apareció en febrero de 1987 y alcanzó 14 números. Obtuvo gran cantidad de seguidores en este país, entre los que me incluyo. Se publicó por primera vez en Zona 84 entre 1989 y 1990.

schultz01Aleta Ediciones acaba de publicar este tomo-joya con la obra completa que es como poco, indispensable. Estamos ante una impresionante colección de arte original a tamaño completo con la que los lectores exigentes van a sentirse orgullosos de poseer. No descubro nada si digo que es la mejor presentación de este material hasta la fecha.

La trama de Xenoic, en principio, parece típica pero es con cada aventura como se va alcanzando la buena categoría. Es un relato de aventuras que lo tiene todo: misterio, acción, tiros, puñaladas por la espalda y lo más importante, monstruos por doquier. La historia habla de un futuro post-apocalíptico donde la humanidad ha retrocedido a grandes ciudades subterráneas para escapar de un mundo asolado por desastres ambientales. Cuando años más tarde los seres humanos salen de sus viviendas encuentran que el planeta ha sido conquistado por las bestias más temibles, muy parecidas a las que ya una vez caminaron por la Tierra.

Xenozoic_03¡Dinosaurios! Desde dinosaurios a mamuts y dientes de sable. Las tribus de seres humanos empiezan a sobrevivir en torno a las antiguas ciudades, desarrollan y arreglan gran parte de la tecnología de tiempos pasados. Principalmente, armas de fuego y coches de época como los bellos cadillacs. ¡Buah, es genial! La historia tiene un principal protagonista. El argumento gira en torno a Jack Terenc, una especie de héroe sin miedo, un macho alfa de los de antes, un hombre dispuesto a hacer cualquier cosa por mantener el recuerdo de que cualquier tiempo pasado fue mejor. Ella (tiene que haber una), es Hannah. La «femme fatale» de pantalones ajustados, blusa semiabierta, y de carácter duro como el que más. La chica del grupo de la que muchas veces penden las cabezas de los expedicionarios que tienen dos pares de salir al exterior; bien sea por vituallas, alguien perdido o alguna extraña misión sólo para héroes. Hay un episodio que me ha tocado el alma. Se llama El Último Eslabón de la Cadena. De guión y de dibujo es una maravilla. Ahí lo dejo: no pienso contar nada más para no estropear. Pero ya sólo esta historia, hace que merezca la pena poseer este tomo.

xenozoic_02

Mark Schultz ofrece una historia épica de aventura, romance y suspense constante. Las influencias en el autor están claras. Xenozoic rebosa «pulp» por los cuatro costados. Cantidad de referencias literarias a Burroughs, Conan Doyle, Howard e incluso Lovecraft. Todos los números gozan de una narración fluida que permite que la acción avance a la vez que te recreas en los poderosos decorados. Una cuidadísima técnica de pincel seco deleitará a los entendidos.

La cadena televisiva CBS se basó en Xenozoic Tales para crear una serie de dibujos animados llamada Cadillacs & Dinosaurs. Capcom sacó un juego de maquinas recreativas basado también en la serie. Un videojuego casero. Incluso se hizo un manual de reglas para un juego de rol. Todo se hizo con el consentimiento de la General Motors, que tiene registrada la marca, así como los diseños de los coches que salían en los distintos medios.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Xenozoic fue una de esas series que empecé a seguir y no sé porqué motivo dejé escapar. Es una serie de finales abiertos y aunque muchos insisten al autor para que cierre la serie, yo siempre pensado que lo bueno del subgénero apocalíptico es precisamente eso: no tiene final. Un final abierto. NO HAY FINAL. Nadie sabe que pasará con los personajes en un futuro inmediato. Un mañana incierto.

Xenozoic es un tesoro hallado. Un fósil reeditado con el fin de encontrarse con emociones olvidadas. Una obra irreemplazable con la que disfrutar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *