Reseña: Alif el invisible, de G.Willow Wilson

alif-el-invisibleA los lectores de comics, el nombre de G.Willow Wilson puede resultarles familiar, ya que es la responsable de la mini serie Mystic y ha trabajado para DC con algún que otro número de Superman.

G. Willow Wilson nació en New Jersey en 1983 y trabajó en El Cairo como periodista durante varios años. Ha colaborado con The New York Times Magazine y Atlantic Monthly, así como con blogs políticos y culturales de diversas tendencias. En 2010 publica The Butterfly Mosque, que fue nombrado mejor libro del año según The Seattle Times y que narra sus experiencias en Egipto durante el final del régimen de Mubarak. Está casada con un egipcio, es musulmana y actualmente vive entre El Cairo y Seattle.

Precisamente esta mezcla entre occidente y el mundo árabe es lo que hace de Alif el invisible una novela digna de ganar el año pasado el World Fantasy Award. La autora nos presenta una original fantasía urbana con la primavera árabe como telón de fondo, una ventana abierta a la cultura actual de los países árabes, tan desconocida en occidente y tan cargada de prejuicios. Alif es una mezcla en sí mismo, un mestizo árabe hindú, un hacker que vive en un barrio humilde de un emirato desconocido, incapaz de aspirar a ningún tipo de futuro. Ni siquiera a un amor correspondido. También es una mezcla entre diversos planos: lo visible y lo invisible, la realidad y el ciberespacio, la religión y el mundo laico, la tradición y la modernidad. En este punto, Wilson es capaz de desvelarnos cómo es el día a día actual de muchas ciudades árabes, de modo que podemos entenderlo perfectamente y sacar nuestras propias conclusiones. Nos ofrece una visión muy interesante sobre las mujeres árabes, tan estereotipadas, y nos muestra una riquísima mitología.

Precisamente esa mezcla entre ciberespacio y mitología es lo que hace a Alif el invisible una novela interesante tanto para los lectores de fantasía urbana como para los seguidores de la fantasía épica.

Se nos presenta un mundo donde Djinns y humanos viven en el mismo espacio, compartiendo la misma información, dónde libros y ordenadores son fuentes de conocimiento y poder que están al mismo nivel y la religión es lo que mantiene el equilibro entre mundos. Alif es mucho más que una trama de ficción perfectamente hilada, con una prosa sencilla y precisa, es también una fábula para adultos que puede tener múltiples interpretaciones. Y los personajes son tan ricos que cuesta escoger a un favorito.

Si algo tengo que señalar como punto negativo, es que el glosario se queda corto, faltan los términos relativos a la mitología, que nos ayudarían a una mejor comprensión de algunas escenas. Pero aun así, Alif el invisible es el libro que deberían leerse todos los que dicen que en literatura fantástica ya está todo escrito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *