Reseña: El día menos pensado, de Andreu Martin

eldiamenospensadoEsta reseña que estáis leyendo será el primero relativo a la obra del gran maestro del género policíaco patrio: Andreu Martín. Con más sesenta libros a sus espaldas, este prolífico escritor ha dado algunas de las historias negras más impresionantes de las últimas décadas. Muchos de sus libros están muy descatalogados, pero se pueden conseguir en la web del autor en formato electrónico a un precio estupendo o, con mucha suerte, en algunas librerías selectas como Negra y Criminal de Barcelona.

El día menos pensado fue publicada por primera vez en 1986, adaptando al cómic del propio Andreu titulado Canalla y dibujado por Balaguer aparecido en El Víbora.

Estamos ante una obra coral donde prima la acción, y no hay muchas novelas así en España. El detonante es el golpe que dan un par de chorizos de poca monta a un narcotraficante. Son Indalecio “el Indio”, jefe de los atracadores, que no quiere otra cosa que vengarse de Erguimbau, el testaferro de una organización internacional dedicada al tráfico de drogas. Al Indio lo acompañan los brutales hermanos Consol: Daniel, Cristín y la letal y adorable Merche.

El robo de la droga les sale bien pese a lo chapucero del plan, pero el Indio y los suyos no contaban con Balboa, un guardia civil al servicio de Erguimbau, ni con los matones a sueldo del propio testaferro, ni la llegada de un “señor lobo” a Barcelona para depurar responsabilidades, ni con el encuentro fortuito con Miguel, un chico acomodado que se ve inmerso en la vorágine destructiva del Indio y los suyos.

Miguel “el Enterao” es un personaje de lo más extraño, el que realmente hace que el libro destaque del resto. En las primeras páginas vemos que le importa bien poco su vida, que tontea con el suicidio, que follar no le satisface. Sin embargo, cuando lo secuestran los Consol y amenazan con matarlo a las primeras de cambio, todo virará a un juego psicológico del gato y el ratón donde los roles se van intercambiando.

En apenas 200 páginas asistimos a una narración absorbente y adictiva, con tiroteos, sangre, asesinatos, dinero y drogas. Como decía al principio, una novela de acción pura y dura, con múltiples personajes, donde un grupo de delincuente decide zanjar sus asuntos a plomo, donde todos los personajes son criminales, donde la humanidad y el amor por la vida brillan por su ausencia. En otras palabras: una joya en bruto lista para redescubrir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *