Reseña: Corazón crudo, de Sandra R. Fernández y José Luis Ordóñez

CorazonCrudoNunca he leído un libro que cambiara de registro tan brutalmente. Te deja K.O. Te deja tan buen sabor de boca el primero de los relatos, una maravillosa historia de amor que no imaginas que, con el segundo relato, ese dulce sabor se convierte en otro de lo más amargo y terrorífico. Y eso me ha encantado. Esa montaña rusa de sentimientos que te recorre mientras lees las páginas de este libro. Son las dos caras de la misma moneda. Porque, en el fondo, las dos historias hablan de lo mismo: el amor. Pero desde puntos totalmente opuestos. En el primero, el amor nos convierte en mejores personas, nos da esperanza y fuerzas para luchar. En cambio, en el segundo, ese amor nos convierte en nuestra peor versión de nosotros mismos, y hace que nuestra vida se convierta en un verdadero infierno. Menuda mezcla, ¿verdad? Pues así te quedas al leerlo, con sentimientos contradictorios, y un sabor de lo más agridulce. Pero eso sí, pasando un rato fenomenal con su lectura. Donde puedes elegir ser el protagonista de una preciosa historia de amor o de una terrible pesadilla.

Este libro se compone de dos historias: Corazón y Crudo.

Corazón: Cristina es una joven que trabaja en la base militar de Rota en los años sesenta. No conoce a su padre, aunque sabe que fue un soldado americano, y de ahí su total resentimiento por todos los que se acercan a ella. Pero uno de ellos, Michael, se enamora de ella y decide conseguir ese amor como sea. Para ello decide iniciar una búsqueda que cambiará la vida de Cristina y de su madre para siempre. Aunque antes de que esa búsqueda dé frutos, Michael tiene que irse a la guerra de Vietnam. Allí, el amor de Cristina, le hará fuerte para soportar toda la crueldad de esa guerra. ¿El corazón de Cristina también sufrirá por Michael, y más después del maravilloso regalo que le hace?

Crudo: cuatro amigos de ciudad, deciden pasar unos días de verano en la naturaleza. Se encuentran en Ribeira Sacra, cuando escuchan la curiosa historia de una anciana que vive en una cabaña en el bosque. Picados por la curiosidad, deciden ir a visitarla, sin saber que esa visita se convertirá en el principio de una terrible pesadilla, donde el bosque y esa anciana guardan un terrible secreto del que no podrán escapar. Y cuando se den cuenta de su error, ya será demasiado tarde…

Un cuento perfecto para San Valentín, y otro para Halloween. Sin ninguna similitud en común, pero creando un conjunto perfecto. Y donde las diferencias se hacen más brutales, pues es difícil no comparar los dos puntos de vista de las historias.

El amor como algo maravilloso que puede salvarte la vida, o el amor como algo peligroso que se apodera de nosotros y hace que nuestros más oscuros instintos salgan a la luz. ¿Con cuál de las dos historias te quedas? Creo que será una difícil elección que te costará tomar. Agárrate fuerte y disfruta de este vertiginoso viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *