Reseña: La maldición de los Dain, de Dashiell Hammett

La_maldicion_de_dainPueden haber miles de personas (pondría la mano que millones) que no han leído a Dashiell Hammett en este país. Y eso es un problema gordo, un tema a llevar al Congreso y no tantas pamplinadas que oigo día tras día. Estamos hablando de un autor que ha escrito obras de arte como La llave de cristal, una potente El halcón maltés o mi amada Cosecha Roja, de la que tanto se han copiado guionistas de cine a la hora de sacar adelante sus películas. Hammett es uno de los más grandes escritores de todos los tiempos, de los primeros en cosechar novela negra, y quiero una estatua para él. Y si no puede ser, os advierto que lo haré en forma de reseña con sus libros porque son altamente recomendables. Empero, no hace mucho que conocí a este autor y desde entonces todo ha cambiado en mi vida, especialmente, en mi modo de escribir.

La maldición de los Dain la escribió en 1929. En 1930 escribió la novela El halcón maltés, que se convertiría en una de las películas más dominantes de todos los tiempos con Humphrey Bogart, Sydney Greenstreet y Peter Lorre. Hammett también escribió la novela El hombre delgado en 1934, que se convirtió en una serie de películas protagonizadas por William Powell y Myrna Loy.

La maldición de los Dain es una novela negra con tintes de misterio. Eso es lo que es, y no hay huesos por ninguna parte. No hace ninguna pretensión a ser otra cosa que no sea «real». La maldición de Dain no es un drama criminal como muchos la han calificado, el objetivo de la historia es resolver el rompecabezas, un tejemaneje que parece enmarañarse solo y cuya acción simplemente se dirige hacia ese fin. No hay emociones que tiren del lector de espaldas para después apartarlo de la historia. Lo vuelve implacable, como implacable fue Hammett para conseguir que esto se cumpliera en sus escritos.

Cuando comienzas el libro te encuentras ante un caso de robo, en principio, típico de un periódico de sucesos: un ladrón asalta la casa de Edgar Leggett (un químico dedicado a los tintes) y se lleva una serie de diamantes de un joyero que había prestado a Leggett para que los tiñera y aumentara así su valor. El robo de los diamantes no es sino el principio, el pico de la manta. Una enorme historia de conspiraciones existe alrededor de esos diamantes de los que es imposible hablar sin crear spoilers. El protagonista es un Agente de la Continental (detective) el cual afronta todo lo malo del ser humano, desde muertes dispares y locuras, hasta drogadicciones y rencores que se creían olvidados. Lo peor del ser humano pero visto de un modo muy real porque si en algo era magnífico Hammett era en su dote para crear personajes más creíbles que tú y que yo. De algún modo, es un libro que ya te está engañando desde su comienzo. Parece que vas a leer una novela y en realidad te muestra tres historias alrededor de una misma familia y con una maldición que se va heredando.

Alianza Editorial ha publicado este tesoro escrito en su Biblioteca de Autor. Este libro junto a Cosecha roja fueron los que lanzaron al escritor a la fama, la cual se consolidó un año después con la publicación de El halcón maltés. Dashiell Hammett goza de un estilo clásico pero fácil de abordar hoy en día. Recuerda en su modo de proceder a escritores de novela policíaca como Agatha Christie, Arthur Conan Doyle, Mary Higgins-Clark…, pero por una sencilla razón: TODOS BEBEN DE ÉL.

La maldición de los Dain es una novela corta para lo que solemos ver hoy en día en las librerías. Pero su intensidad ya muchos títulos la desean. La historia se mueve rápidamente y el tiempo pasa sobre ti como si fueras una silla abandonada en un bosque. Si te gusta el misterio, la intriga, el no-saber constante, La maldición de los Dain debe ser tu próxima lectura.

3 comments

  1. Hector dice:

    No es muy afortunada tu frase inicial. Ni miles, ni millones. Yo pondría la mano en el fuego apostando a que decenas de millones no han leido a Hammet en este país. Y en Estados Unidos, seguro que no lo han leído mas de doscientos cuarenta millones de americanos.

  2. Juan José Castillo dice:

    Of course!

  3. El autor D.Hammett es de los que el lector es atrapado hasta saciar su curiosidad. Interesante es poco para calificarle, ¡es extraordinario!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.