Reseña: Tritón, el niño de mar, de Pepa Mayo y Guiomar González

TritonTodos hemos sido niños alguna vez y a todos nos gustaban las historias que nos contaban nuestros padres para dormir. Desde los clásicos de Disney hasta narraciones inventadas por nuestros progenitores. Escuchábamos salir las palabras de sus bocas que solían comenzar con un “Érase una vez…” y finalizar con el tópico “…y fueron felices y comieron perdices” ó “…colorín, colorado, este cuento se ha acabado”. Pues bien, la editorial Palabras de agua, a través de su colección “Ciudad Esmeralda” te lo pone fácil para que cada noche su niño/a se vaya a la cama con un cuento diferente que, a buen seguro, le proporcionará dulces y aventureros sueños.

No hace mucho que leí la primera publicación de esta editorial destinada a los lectores más pequeños: El hacedor de agua, de Aitor Gálvez y David Navarro. Se trataba de una historia conmovedora que planteó una reflexión a mis sobrinos (a quiénes se lo leí) sobre el ahorro de agua. No me cabe duda de que el objetivo de Aitor y David eran, además de contar una historia entretenida, hacer que los niños comprendiesen la importancia de economizar, enseñar a los niños a no malgastar ni una sola gota del preciado líquido, no cometer el error de los mayores. Al menos en mi caso funcionó leyéndoselo. Espero que en muchos de vosotros también fuera/sea así.

Hoy he tenido la suerte de leer, de nuevo a mis sobrinos, Tritón, el niño de mar, escrito por Pepa Mayo e ilustrado por Guiomar González. ¡Y créanme si les digo que no son los únicos que han disfrutado con la lectura!  En esta ocasión es una historia llena de esperanza, de no dejar de creer en los sueños pues, por muy extraños que parezcan, pueden hacerse realidad, solo se necesita confiar en ellos, desearlos y seguro que podremos alcanzarlos, al igual que lo hace Tritón, el protagonista de esta aventura.

En mi opinión, la colección “Ciudad Esmeralda” es todo un acierto por parte de la editorial Palabras de agua, pues acerca a los niños a la literatura. Y si no lo hacen, debido a que a su pequeños/as no les gusta leer, siempre hay un padre dispuesto a contarles una historia antes de dormir o en una lluviosa tarde mientras degustan una enorme taza de chocolate caliente.

Les dejo con la sinopsis del libro y les animo a que sus hijos escuchen de sus labios una historia que les dejará con la boca abierta:

“A veces, si deseas algo con mucha fuerza, puede hacerse realidad. Tritón sueña con ser pirata. Esqueletos danzarines, catalejos y estofados de cangrejo y calamar, cantos dulces de sirena, todo con sabor a mar. ¿Creéis que lo conseguirá?”

3 comments

  1. Una vez terminado de leerlo me ha dado la sensación de haber hecho un viaje Poetico en el Mar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *