Reseña: El hombre que nunca sacrificaba las gallinas viejas, de Darío Vilas

elhombrequenuncasacrificabaBrutal. Sin contemplaciones, sin compasión y sin rodeos. Una novela muy directa sin demasiados giros en el argumento excepto algún que otro flash back. Con un lenguaje visceral y grosero, pues así son los personajes de esta novela, gente sin escrúpulos capaces de cometer los actos más impuros que os podáis imaginar. Marquitos Laguna es, en apariencia, un granjero ejemplar y tranquilo, pero puedo asegurarles que tras esa inocencia de más de dos metros de altura (que hace que llamarle con este diminutivo sea algo incomprensible entre los vecinos de la isla de Simetría) se oculta una especie de Hannibal Lecter español. El desequilibrado gigantón ocupará a partir de ahora un lugar importante entre mis asesinos favoritos. Los escalofriantes sucesos que ocurren en el sótano de su apartada casa están muy bien detallados, sin pudor. Un acierto, sin duda.

A mí personalmente me encanta el título, es una metáfora que refleja con claridad lo que vas a encontrarte en sus páginas, ya lo iréis descubriendo en la lectura.

El hombre que nunca sacrificaba las gallinas viejas es una novela de terror más bien cortita: no llega a las doscientas páginas. Se trata de la cuarta publicada por el escritor gallego hasta la fecha. La leí en menos de un día y no fue debido a su extensión, (aunque también tiene algo que ver, obvio), sino más bien porque Darío sabe jugar con las palabras y en todo momento me pareció muy entretenida, casi ni me di cuenta cuando llegué al final y cerré el libro. He de reconocer que tuve que hacer un alto en el camino, abandonar la lectura durante un breve instante para saber lo que era un Onryo. Por suerte, documentarme sobre este espíritu japonés no me llevó mucho tiempo y pude seguir disfrutando de la lectura hasta su conclusión.

Como he dicho, es breve, pero muy intensa. En mi opinión, refleja a la perfección lo que se esconde detrás de los hombres y de las mujeres de apariencia normal, casi diría de comportamiento ejemplar. Permitidme advertiros de que no es apta para personas sensibles. Si no os gusta la sangre, el sexo duro o el lenguaje despectivo, búsquense otra pareja de baile, pues esta os pisará los zapatos nuevos en numerosas ocasiones. Pero, por el contrario, si adoran este tipo de cosas, esta debería ser su próxima lectura y os garantizo que acertaréis en la elección.

El hombre que nunca sacrificaba las gallinas viejas es la primera publicación de la editorial Tyrannosaurus Books en su colección Dirt. Vendrán muchas más después, no tengo ninguna duda, pero ya se sabe que la vela que va delante es la que alumbra. Lo que no me cabe ninguna duda es de que el camino estará muy bien iluminado con este excelente trabajo de Darío Vilas y de que Tyrannosaurus Books es una editorial joven que goza de muy  buena salud. Esto es  debido a la gran calidad en la selección de sus trabajos publicados. Ya casi leí todos sus libros en cuanto a género fantástico se refiere y, con toda sinceridad, no dejan de sorprenderme con cada nuevo título que ve la luz. Os puede afirmar que espero el siguiente como si de una publicación por entregas se tratase.

2 comments

  1. Whitesnake dice:

    Buena reseña!

    Una pregunta tan solo. Has dicho que la novela es muy muy dura. Yo puedo y aguanto practicamente todo excepto torturas a animales o bebés.
    Salen ese tipo de escenas en este libro? Si no es así, supongo que me haré con el libro en breve.

    Un saludo

    • Oscar dice:

      Hola, Whitesnake!

      Supongo que lo de las «gallinas» ha podido crear confusión. Puedes hacerte con ella sin problemas, no sale nada de lo que dices. Gracias por tu comentario y ¡qué la disfrutes!

      Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *