Reseña: El pirómano, de Bruce DeSilva

Tengo que admitir que me quedé petrificado en cuanto terminé de leer la novela de Bruce DeSilva. Recuerden al autor, pues pocas veces nos encontraremos con un debut tan destacado como este. ¡Un apasionante thriller pirotécnico! Aparte de haber recibido numerosos elogios por parte de la crítica y de varios escritores del género como Michale Connelly, Dennis Lehane o Harlan Coben, El pirómano se alzó con varios premios como el “Edgar” y el “Macavity”. Todo esto me proporcionaba una garantía de calidad antes de comenzar a leer la novela, me hacía prever que estaba ante un trabajo excepcional y creó un aliciente especial a la hora de elegir esta lectura. ¡Y no me equivoqué haciéndolo! Apenas cerré el libro, me di cuenta de que la historia que había acontecido en Providence, la localidad donde se desarrolla toda la acción, era sencillamente perfecta. Lo curioso de esta obra es que había sido escrita inicialmente como un pequeño cuento. Fue Ed McBain, el reconocido escritor de novelas policíacas quien, a través de un mensaje,  aconsejó a Bruce convertirla en novela. Ed no solía hablar bien de obras que escribían otros escritores y Bruce, impresionado por el halago recibido, se puso manos a la obra y, tras varios intentos, no fue hasta el año 2011 cuando obtuvo su ansiada recompensa: la publicación de la aclamada obra. Ahora, acaba de llegar a las librerías españolas en el presente año y gracias al buen hacer de Editorial Pámies, muchos de nosotros podemos conocer obras de tan alto nivel como este.

Liam Mulligan es un periodista de éxito que reside en Providence, Rhode Island. En este isleño estado no suelen pasar muchas cosas y, cuando lo hacen, no suelen tener demasiada repercusión, todas las noticias pasan desapercibidas para el resto del mundo, excepto para los habitantes de la localidad. Pese a ser un pueblo aburrido para muchos, para Mulligan representa toda su vida y no está dispuesto a bajarse de la cresta de la ola del periodismo. Por eso, cuando empiezan a sucederse una serie de encadenados incendios que tienen lugar en el mismo barrio, el redactor decide investigar por su cuenta lo que se esconde detrás de estos macabros actos. Llegar hasta el final será su mayor prioridad y, pese a ser amenazado de muerte, Liam no se detendrá, cuando personas cercanas al entorno del periodista se vean involucradas en esta oleada de acontecimientos. Su objetivo será dar con el pirómano incluso antes de que lo haga la policía.

Todos los incendios tienen lugar de noche, mientras sus habitantes duermen. Las llamas  son iniciadas desde el sótano de las casas afectadas por medio de un temporizador, de un acelerador o de ambos a la vez, por lo que el número de víctimas dispara la alarma entre la pacífica población de Providence, cuyos habitantes parecen moverse en una histeria colectiva. La desconfianza empieza a hacer mella entre los vecinos de la localidad y hasta las últimas páginas no descubriremos quien se encuentra detrás de estos crueles actos, esto hace mantener en vilo la tensión del lector, lo sumerge en una lectura que no querrá dejar hasta llegar al final.

El pirómano es una novela con muchos personajes secundarios, todos perfectamente definidos, este es otro de los puntos fuertes de la lectura. Les recomiendo que les den una oportunidad a la obra y tengan muy en cuenta el nombre de Bruce DeSilva, no se arrepentirán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *