Reseña: Tom Z Stone. Let it be, de Joe Álamo

Recién acabo de terminar de leer Tom Z Stone. Let it be, y me resulta imposible no pensar en el próximo caso del entrañable investigador privado. Tan efectivo en los casos como el propio Sherlock Holmes, pero dotado de muchísimo humor en sus diálogos.

Humor negro, del bueno, tanto que en ocasiones tuve que hacer una pausa en la lectura y prepararme para reírme con la siguiente ocurrencia de, a mi juicio, uno de los mejores personajes creados del género en este país: Tom Z Stone. No quiero olvidar a Mati, tan ingeniosa como el propio Tom, a veces incluso más.

Sí, probablemente, la creación de los personajes sea lo más destacado de esta novela, pero no es lo único. El gusto que tiene el autor Joe Álamo en la narración es exquisito, roza la perfección. En todo momento sabe mantener entretenido al lector, mantiene el ritmo adecuado, ni muy lento, ni muy rápido, deja que todo siga su curso y eso se agradece.

Otro acierto por parte del autor es que no es necesario haber leído el anterior volúmen, aunque yo lo recomendaría, pues algunos personajes de la primera entrega se repiten en la historia. Por gustarme, me gustan hasta los guiños a los Beatles y a Humphrey Bogart, entre otros. ¡Un libro excelente! ¡Enhorabuena!

El nuevo caso de Tom Z Stone es atrapar a BMV, un reanimado que controla una droga llamada “Lázaro”. El comisario Garrido ha trazado un plan, pero para ello, Tom deberá unirse a Gregorio Espinosa, más conocido como “El Sanguinario”, un peligroso delincuente con quien tuvo serias disputas en el pasado y con quien deberá recorrer los barrios más peligrosos de la ciudad…

2 comments

  1. J.E. Álamo dice:

    Gracias por la lectura y la reseña, Óscar. Un abrazo!!

  2. Oscar dice:

    A ti, Joe. Deseando leer la tercera entrega. Otro!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *