Reseña: Pequeños Titanes, ¡Titanes en el Espacio!, de Art Baltazar y Franco

Llegó el momento de poder disfrutar nuevamente con mi pequeñita leyendo cómics de superhéroes. Una sensación maravillosa que ha vuelto a repetirse, pero esta vez mejor porque la peque ya sabe leer de forma casi correcta y juntos hemos podido reírnos con cada chistecito, vivir las aventuras de los pequeños titanes, así como conocer a nuevos personajes y las más rocambolescas situaciones dentro de un mundo de poderes deseables por todos nosotros.

Pequeños Titanes, ¡Titanes en el Espacio! Es un nuevo volumen publicado por la muy en boca de todos, ECC Ediciones, la cual posee los derechos en nuestro país de DC Cómics así como de tantos otros magníficos sellos del mercado internacional. Leer sobre superhéroes es aprender a saber que existe el Bien y el Mal y que normalmente los malos se arrepienten (algún día) y desean ejercer el Bien. Pequeños Titanes nos encanta, en sus historias descubrimos el poder de cada uno, que todos tenemos un padre y una madre y que en este caso, heredamos lo mejor de ellos.

Contemplamos así como algunos peque-titanes han cambiado de traje o como llegan al cole personajes nuevos, hijos de superhéroes o villanos míticos del cómic mundial. Conoceremos a Duela, la hija del Joker, leeremos sobre el conflicto que le supone a Robin cambiar de traje para convertirse en Nightwing y como al final los amigos lo frustran de tal modo que decide volver a ser el que era. También ha llegado una nueva niña, Enigma (hija del famoso enemigo de Batman); una peque encantadora que se dedica a hacer chistes con todo el que pilla. Otra aventura chulísima es la que les hace viajar al planeta Tamaran, el hogar de Starfire, pues un mensaje le ha llegado al móvil donde su padre le dice que tiene que ir a recoger su habitación…

Se reúnen, juegan y disfrutan en la cabaña del árbol. Todos juntos: Duela (mandando besos a todos), Starfire (siempre a la moda), el nuevo Blue Bettle (con su mochila habladora), Supergirl (cambiando el mundo), Raven (con su humor negro), Kid Flash (rápido como él sólo), Beast Boy (y sus transformaciones que divierten a toda la clase), Wonder Girl y su prima Cassie (2×1), Ciborg, Abejorro, Rose, Speedy, Terra y muchos más. Todos divertidísimos, incluso Brainiac que quieren que le llamen Psimon, pero parece ser que le resulta difícil escapar de la mala fama de su padre.

Art Baltazar y Franco han conseguido que Pequeños Titanes sea una serie seguida por grandes y pequeños. La obra es tan atractiva que engancha desde el primer momento y hace que se unan más si caben, padres (algo frikis) e hijos. Pequeños Titanes, ¡Titanes en el Espacio!, contiene los números americanos del 5 al 8. Es ganadora del Premio Eisner a la mejor publicación infantil y es de esos tomitos que no deben faltar en una biblioteca familiar. Ni que decir tiene que ya estamos esperando el siguiente de la colección.

¡Arriba Titanes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *