Archive for septiembre 2012

Reseña: Hector Umbra, de Uli Oesterle

Que me gusta, pero que me gusta, descubrir cosas nuevas. Buah! Qué maravilla encontrar historias casi ocultas, casi imposibles de ver publicadas y así poder ser disfrutadas por los fans del noveno arte de este país. El caso es que escuchas, oyes hablar de esto y lo otro, pero sólo las mejores historias vuelven a ser recordadas y una fuerza extraña parece poseerlas y volver a recordártelas. Eso dice una de mis teorías. Es como cuando sueñas con alguien que no ves hace mucho tiempo y justo aparece al día siguiente.

Es lo mismo. O algo así. El caso que he oído hablar bastantes veces de Hector Umbra. Y ahora está aquí. Una historia original como pocas. Pero esperad, esperad, os cuento:

Hector Umbra habla de un grupo de amigos actuales, modernos, liberales, casi descendientes de la sociedad punk que tan fuerte dio en las más potentes ciudades alemanas después de la caída del muro. Pero esto no tiene nada que ver. Como decía, Umbra se rodea de un grupo de amigos a los que sólo parece importarles el sexo, la droga y la música. Uno de ellos es Osaka Best, un japo rey de los platos, la estrella DJ al que todos adoran. Un día, durante una actuación, desaparece ante los ojos de todos. La gente sigue bailando a su bola pero Hector Umbra parece ser el único que no considera su desaparición un simple hecho sexual más. Impulsado por un tétrico presentimiento, va en su busca y entonces empieza a introducirse poco a poco en un mundo oscuro, lleno de locura y seres depravados que residen en una realidad alternativa. Los llamados semicadáveres, seres que desean controlar el futuro de las personas. Una odisea que llevará a Umbra a visitar desde el Más Allá hasta los rincones más oscuros de una ciudad endemoniada, repleta de almas atormentadas. Indigentes, que ya conocen la existencia de los semicadáveres y que han sucumbido a la demencia por culpa del tormento que estos provocan a los “afortunados” que han conseguido verlos. Para salvar a Osaka Best, Hector traspasará los límites de la locura y la muerte pero… ¿podrá soportarlo?

Dios, lo que pasa este tío. Umbra se ha convertido en un mártir y todo por la vida de un amigo. La vuelta a la vida de Osaka Best es lo que cuenta y Umbra, como el amigo que todos quisiéramos tener, da la vida por ello.

Al leer esta novela gráfica he tenido la sensación de haber vivido una vida paralela. Una vida en la que la locura lo engloba todo. Cuando empiezas a leerla, empiezas a pensar que los hechos, o mejor dicho, la trama no lleva lógica alguna, no hay sentido en los hechos que acontecen; sobre todo, en los que no aparece Hector Umbra, cuyos actos parecen los únicos creíbles. No obstante, poco a poco todo va tomando forma y varias “aaahh” se te escapan mientras lees. El autor me ha mostrado una manera de resolver una historia, que creí perdida. Pensé varias veces en dónde me había metido pero ahora estoy gratamente satisfecho de haber acompañado a Hector Umbra por eso caminos de la locura que visita. Y haber asistido al apoteósico final lleno de destrucción en una de las más famosas iglesias de Munich, la cual se ha convertido en un club de moda para la ocasión.

Una epopeya del autor alemán Uli Oesterle, natural de Karlsruhe. Formado como grafista en Múnich, trabajó desde principios de los años 90 como ilustrador, grafista y autor de cómics. Ha publicado varios cómics para revistas como “Strapazin” y “Men´s Health”, así como para la antología americana The Dark Horse Book of Hauntings. Su primer álbum “Schlafenlappenphantasien” fue nominado al premio “Max y Moritz” en el Salón del Cómic Internacional del año 2000. Por el primer capítulo de Hector Umbra, Oesterle ha sido nominado, en el Festival del Cómic de Angoulême y al premio “ICOM Independent Comics”.

Una obra indispensable para descubrir algo nuevo. Para saber, sobre todo, cuan extraña puede llegar a ser la mente humana.

Reseña: Actos de venganza, de Tony Jiménez

Es una de las cosas que me encantan de los libros. Sabes que vas a disfrutar con su lectura y aparte te llegan a sorprender de una manera que no esperabas. Es lo que ha pasado en este caso. Sabía que disfrutaría mucho leyendo estas historias y aparte, he de reconocer que me han sorprendido muy gratamente con finales inesperados y sorprendentes.

Ha sido uno de esos libros que cuando empiezas a leer ya no tienes escapatoria. Son esas historias donde la venganza es el principal protagonista, quizás como un sentimiento que todos hemos sentido alguna vez pero que normalmente no hemos podido llevar a la práctica. Esas historias que, aunque cuenten cosas horribles, terminas con una pícara sonrisa en la cara. Te sientes identificado con el autor por muy diferentes razones. Venganzas que se ven en cierta manera “justificadas”, aunque a veces los métodos no sean muy ortodoxos. Pero, ¡qué más da eso! En este caso, lo importante es que se ha llevado a cabo.

En La resurrección, un hombre decide, después de perder a su mujer y a su hija en un accidente, vengarse trayendo del más allá a la persona causante de ello. En La deuda, el antiguo y despiadado dueño de un casino, se ve asediado cada año por un terrible monstruo que cuando era humano sufrió los actos de este y que ahora le tortura ferozmente hasta que pague la deuda. En Un día más, Seth es un joven que de repente se despierta un día con la misma canción y antes de que ese día acabe, muere de manera violenta. En Bienvenido al infierno, un joven y despiadado asesino de niños sale de su reclusión dispuesto a seguir con sus actos y a disfrutar del sufrimiento de las personas que fueron afectadas por ellos, pero no sospecha de lo que se es capaz con tal de conseguir una venganza bien merecida. En Algo que perdonar, un predicador llora la muerte de su querida esposa. La hecha tanto de menos que cuando ésta vuelve de entre los muertos dispuesta a vengar su injusta muerte, este decide que es una buena manera de pagar su castigo recuperándola. En El largo camino al hogar, para dejar un asunto pendiente arreglado antes de partir de este mundo, una mujer que fue asesinada deberá pasar por horribles sufrimientos, otra vez. En El cliente la pide fría, dos amigos tienen un particular negocio en el que cobran para que personas puedan torturar a otras, pero quizás el asunto no sea tan fácil como pueda parecer al principio… En El monstruo del Lago Negro, un hombre ha perdido a su mujer y su hijo en un lago comidos por un salvaje monstruo. Pasan los años y quizás haya encontrado la manera de vengarse de él. Aunque no sea justa en absoluto. En La ventisca, un profesor castiga a varios alumnos a quedarse en el colegio un día de una terrible ventisca. Aislados no pueden salir de allí. Quizás esa era la idea del profesor: que descubran una cosa que le atormenta. En Cinco hombres muertos, un periodista llega a un pueblo para documentarse sobre los asesinos más despiadados del oeste y busca información de uno en concreto. Los lugareños deciden contarle una historia para que cambie de opinión al respecto. En ¿Existen los monstruos?, un hombre que ha perdido a su hija se encuentra obsesionado por descubrir si el que hizo eso es un monstruo o no. Quizás no le guste la respuesta…

¿Qué es lo más difícil que vais a encontraros con la lectura de este libro? Pues, elegir vuestro relato favorito. Yo aún pensando.

¡Bienvenidos a un lugar donde cualquier venganza es posible!

Superhéroes y villanos en Barcelona

Hoy me ha pasado algo muy bestia explica la historia de Daniel García, alter ego del autor, diseñador gráfico de Barcelona y aficionado a los cómics, que un buen día descubre que tiene superpoderes. A partir de entonces, Daniel decidirá dedicarse a ayudar a la gente que lo rodea, y entrará en contacto con “otros” de su estilo, superhéroes y villanos que operan desde las sombras de la ciudad de Barcelona.

La génesis de esta novela fue un blog personal a través del cual su protagonista explicaba al mundo los extraños sucesos que estaba viviendo. Este blog llamó la atención de miles de lectores, que pronto se engancharon a sus aventuras serializadas, y su difusión se vio rápidamente ampliada a través de los foros de Vagos, Exvagos, Meristation, El otro Lado y Mediavida, y Wattpad, una web donde ya ha registrado más de 300.000 lecturas online.

En estos momentos el autor está acabando de escribir la segunda parte de esta trilogía, Identidades secretas y está prevista su publicación a mediados del próximo año. El proyecto constará de una tercera novela, que completará la trilogía Crónicas de héroe urbano, y concluirá de forma apasionante las aventuras de Daniel como superhéroe en la ciudad de Barcelona. De forma paralela a la publicación de las novelas, Norma Editorial, en colaboración con el autor, prepara la adaptación en cómic de estas apasionantes aventuras, cuyo equipo creativo será próximamente revelado a los medios.

Daniel Estorach Martín (Barcelona, 1975) comenzó este proyecto a través de la red, como si de un blog personal y real se tratara, y en poco tiempo miles de lectores empezaron a seguir sus aventuras. Actualmente trabaja en las dos siguientes novelas que completan esta apasionante trilogía.

Nueva novedad para aficionados a la Criptozoología

Grupo Almuzara, presenta La esfinge de Darwin y otras historias asombrosas de la criptozoología, un ensayo que recoge la historia de las criaturas más fascinantes del reino animal. La Criptozoología es la ciencia que versa sobre la búsqueda de supuestos animales considerados extintos o desconocidos para la ciencia, pero presentes en la historia, la mitología y el folclore, y es sobre esta disciplina de lo que trata el nuevo libro que acaba de publicar la editorial Guadalmazán, sello del grupo Almuzara, titulado La esfinge de Darwin y otras historias asombrosas de la criptozoología, obra del investigador Daniel Rojas.

A través de varios capítulos su autor nos introduce en un fascinante viaje por los misterios del reino animal en el que encontraremos criaturas tan mitológicas como el Yeti, Bigfoot, los dragones, las sirenas, el calamar gigante, los enigmáticos centauros, el mismísimo monstruo del Lago Ness o el chupacabras, que para algunos ufólogos no es más que una extraña mascota abandonada u olvidada por extraterrestres.

Asimismo, Rojas narra casos asombrosos como de la mariposa con una lengua de 30 centímetros predicha por Darwin en base a la descripción de una singular orquídea, el de la única ballena jorobada completamente blanca conocida en el mundo, el de la serpiente de más de doce metros, o el de una criatura muy especial como el Bunyip, un animal procedente de Australia, dotado de un pico de avestruz y un cuello muy largo, que dejaba paralizados de terror a los aborígenes.

Desde que el zoólogo Bernard Heuvelmans, pa­dre de la Criptozoología, creara esta disciplina en la segunda mitad del pasado siglo, científicos de la talla de Jane Goodall o Carl Sagan se han pronunciado sobre la posibilidad de que los críptidos, como se denominan tales criaturas, pudieran ser algo más que simples seres legendarios, y es con este espíritu con el que Rojas recoge el testigo de estos insignes investigadores para hacer un  interesante viaje por lugares fascinantes a través de altas cumbres, frondosas selvas, extensos desiertos y lugares inhóspitos, para mostrarnos toda clase de bestias aún ignotas para la ciencia que pueden o no haber existido a lo largo de la historia, pero que sin duda tienen una razón de ser.

Daniel Rojas (1983, Tarifa, Cádiz) ha desarrollado desde muy joven una enorme fascinación por el mundo natural, lo que le ha llevado a estudiarlo de manera casi compulsiva. Investigador experto en acuicultura, lector voraz y amante de la fotografía, se ha visto atraído de igual manera por los numerosos misterios que alberga el reino animal, en especial por todo aquello que aún está por descubrir. A esta obra La esfinge de Darwin y otras historias asombrosas de la Criptozoología, la precedió Criptozoología: El Enigma de las Criaturas Insólitas, publicada en 2010 con notable éxito de crítica.

Reseña: Caída y auge de Reginald Perrin, de David Nobbs

Reginald Iolanthe Perrin es un hombre que, mediada la cuarentena, vive una vida gris y monótona, en la cual se acumulan las frustraciones. Su trabajo como ejecutivo de ventas en Postres Lucisol le desagrada cada día más, su matrimonio se ha convertido en una rutina que una reciente impotencia le impide alegrar con algo de sexo, y tanto sus hijos como sus parientes políticos parecen disgustarle.

Pero Reginald sobrelleva con estoicismo su incomoda existencia… Hasta que decide que ya no puede soportarla más.

Un buen día, el hastiado Perrin idea un osado plan: fingir que se ha suicidado para, con un nuevo nombre y un nuevo aspecto, construirse una vida más emocionante o, al menos, diferente a la que ha llevado hasta el momento. No obstante, adquirir una nueva identidad no resulta sencillo y, una vez que lo consigue, Reginald se da cuenta de que es posible que aquello que ha dejado atrás no fuera tan malo después de todo.

Recuerdo vagamente como, hace unos treinta años, en aquellos tiempos casi prehistóricos en los que sólo existían dos canales de televisión, veíamos en casa una serie cuyo humor absurdo me cautivó. Sólo conservo escenas fugaces en mi memoria, pero siempre que alguien me ha hablado de Caída y auge de Reginald Perrin ha conseguido que esbozara una sonrisa. Lo que ignoraba es que aquella producción de la BBC se basaba en una serie de libros escritos por David Nobbs que, además del que nos ocupa, se completa con The Return of Reginald Perrin (1977), The Better World of Reginald Perrin (1978) y la tardía The Legacy of Reginald Perrin (1995).

Ahora, gracias a Impedimenta (editorial especializada en ofrecernos excelentes obras de la literatura inglesa del siglo XX inéditas en castellano), he tenido la oportunidad de reencontrarme, décadas después, con el señor Perrin. Y el reencuentro no podría haber resultado mejor, ya que la novela está escrita con la habilidad que caracteriza a los grandes autores cómicos anglosajones y ofrece una serie de inolvidables y estrambóticos personajes con los que resulta imposible no encariñarse de inmediato.

Un jefe prepotente y francamente estúpido, un médico que siempre está peor que sus pacientes, un cuñado gorrón con tendencias incestuosas, una suegra que recuerda a un hipopótamo, un hijo fracasado que intenta ser actor, una hija casada con un hombre inaguantable con el que comparte una curiosa manera de afrontar la educación de sus hijos… Todos ellos, y muchos más, pululan alrededor de un fascinante Reginald Iolanthe Perrin (cuyas iniciales sin duda Nobbs escogió con una intención muy clara) el cual  ejemplifica la típica crisis de la mediana edad y que, a diferencia de la mayoría de los mortales, se decide a hacer algo ciertamente radical para enfrentarse a la misma.

Todo un clásico en el Reino Unido (donde “to do a Reggie Perrin” es una expresión coloquial que equivale a fingir el propio suicidio), la obra de David Nobbs sigue siendo tan popular como en el momento en el que fue publicada por vez primera. Un claro ejemplo de ello es la existencia de una actualización televisiva de la misma, de nuevo en forma de serie, que con el título Reggie Perrin sitúa en un contexto contemporáneo los avatares vitales del personaje (si bien introduce numerosos cambios argumentales).

En resumidas cuentas, Caída y auge de Reginald Perrin es una magnífica novela, ligera y sumamente entretenida, cuya lectura resulta casi imposible interrumpir, que cautivará a los amantes de la narrativa inglesa con un sutil toque a lo Monty Python, aunque sin alcanzar las cotas de surrealismo típicas del genial grupo de humoristas.

Reseña: Carahueca, de Nicolás Casariego

Hay historias que parecen querer permanecer ocultas para los lectores. No sé si es culpa del mismo librero que le da miedo poner cierta portada, cierto titulo, a ojos de todos; o hay cierto reparo a leerlas, da miedo que estén cerca, que la gente las compre y les guste. O quizás haya una mano oculta que intente fomentar el “realismo” en las lecturas del pueblo y evita el miedo oculto de cada uno.

Es un pensamiento un poco conspiranoico, lo sé, pero está ahí. Y por supuesto, hablo de novelas de terror. De las que muchos sabéis que la calidad de las obras va en aumento de un modo considerable y si no, que le pregunten a los productores de cine actuales. La editorial Temas de Hoy ha pasado a formar parte de esos grandes sellos que se van haciendo con obritas de arte (de Terror) en su haber.

Carahueca habla de un ente. No es viejo, ni joven, ni bello, pero al ser un ente no tiene forma por lo que tampoco tiene nombre, ¿o tenía muchos? Es un ser que aprende de los seres humanos, que jamás olvida… Dicha novela narra la historia de Juan y Luisa, hijo y madre que se gana la vida como cocinera en un bar. Juan, un niño de siete años, aficionado a la escritura escribe cuentos para su madre. Miau, un gato con muy malas pulgas, los observa desde las sombras. Una noche de tormenta mientras el niño busca a su gato entre los andamios, la sombra de Carahueca camina por los andamios de enfrente. Está allí porque también quiere ser feliz. Quiere una cara. A raíz de aquel encuentro, Juan ha empezado a tartamudear, tiene comportamientos extraños y su madre asustada decide acudir al párroco de la iglesia del barrio. Paralelamente a esto, en Londres, Mia es una joven de 12 años que encuentra un extraño cuento sobre un ente que roba rostros. Un relato que cambiara la vida de los Farrow. Ambas familias sufrirán la misma pesadilla, sin embargo, unos se encomendaran a la fuerza de la fe, y otros recurrirán a la ciencia mediante una psicóloga. Carahueca es sinónimo de miedo, monstruos reales para unos pocos desafortunados o mejor dicho malditos, que los ven.

Intruders, el film, surgió a raíz de esta idea. La película de Juan Carlos Fresnadillo, que aunque no salió muy bien parada por la crítica, a mí me gustó. Tiene momentos muy buenos y nuevos en el cine de Terror. Y por eso quise leer Carahueca, un libro de Nicolás Casariego, un estudiante de empresariales que se ha reconvertido a escritor siguiendo la tradición familiar. En 2005 logró su mayor reconocimiento literario con su novela Cazadores de luz (editorial Destino), con la que fue finalista del Premio Nadal.

Carahueca es el único libro que he leído de este autor. Pero quiero más. Sobre todo, si es Terror. Porque lo ha clavado…

Reseña: La profecía del templario, de Daniel Gutiérrez

Hace bastante tiempo leí, por casualidad, el comienzo de un libro. Me bastaron unas pocas líneas para interesarme en su historia. Y ahí quedó la cosa. Pero el destino (sí, creo en él) hizo que volviera a encontrarme con ese libro y esta vez para reseñarlo. Y no estaba equivocada, si sus primeras líneas me engancharon de alguna manera, la historia completa me cautivó. El autor consigue que el lector se involucre por completo en la historia, por lo menos conmigo lo ha conseguido.

He seguido las hazañas de los protagonistas como si formara parte de su grupo. Me he reído, he estado triste, he odiado, también me he alegrado. Y ya, estos personajes formarán parte de mi vida. Siempre me ha interesado el tema de los templarios. El misterio y la leyenda que les ha rodeado a lo largo del tiempo. Este libro ha hecho que me interese aún más porque la historia que se cuenta es ficción, pero partiendo de un hecho real. Quizás, por ello, todo se convierte en algo más auténtico, pensando que la historia y sus protagonistas pudieron ser posibles. ¿Por qué no? Si se pudo cumplir una profecía, también puede ser posible lo que ocurre entre estas páginas. ¿O tampoco creéis que las profecías se cumplan? Creo que eso podría cambiar después de leer esta apasionante historia.

En el año 1314, con la catedral de Notrê Dame como testigo, los últimos maestres templarios son quemados en una pila por herejía. Pero antes de morir, uno de ellos, maldice a los causantes de esa injusticia: morirán antes de acabar el año y sus descendientes también sufrirán ese mal. Estas palabras calan en los culpables que son tres: el rey Felipe IV el Hermoso, el papa Clemente V y el temible inquisidor Guillermo de Nogaret. Lo que no saben es que entre la multitud hay dos personas dispuestas a cumplir esa profecía cueste lo que cueste. Ahí empieza una trepidante aventura para conseguir ese objetivo, aunque sus protagonistas se las tendrán que ver con terribles acontecimientos que cambiarán por completo su vida y también, quizás, el curso de la historia.

Aventuras, amor, justicia, coraje, rencor, valor, amistad, venganza, rabia, perdón, y tantos otros sentimientos que harán que, aunque quieras, no puedas dejar de leerla para saber si los terribles culpables de este horrible crimen reciben su justo castigo. Si el nombre ya promete, no os podéis imaginar la historia. Tiene todos los ingredientes para tenerte envuelto entre sus páginas y llevarte a esa época donde el honor era imprescindible y hasta se moría por él. Valores que se han perdido con el paso del tiempo y que podrían enseñarnos tantas cosas. Como esta historia que, sin darte cuenta, entrará en tu vida para quedarse.

Reseña: Alcazaba, de Jesús Sánchez Adalid

En el siglo IX, Mérida es una ciudad en la que conviven con cierta tensión diversas culturas y religiones. El gobierno está en manos del valí Mahmud a-Meridí, aunque depende del emirato de Córdoba, en manos de Abderramán II. Los impuestos cada vez más elevados fomentan el descontento y acrecientan un sentimiento de opresión que afecta a musulmanes, judíos, cristianos y muladíes (antiguos cristianos convertidos al Islam). La inevitable rebelión acabará por estallar, tras un cambio en el gobierno de la ciudad que no hará sino empeorar la situación, y los emeritenses se sentirán libres al fin tras derrotar a los soldados cordobeses. Pero, ¿durante cuánto tiempo podrán disfrutar de su libertad?

Traiciones, conjuras, sangrientas venganzas y odios enconados salpican la narración en Alcazaba, una novela que da voz a numerosos personajes históricos junto con algún que otro protagonista fruto de la imaginación de su autor. Con gran habilidad, Jesús Sánchez Adalid nos sumerge en la Historia, haciendo gala de amplios conocimientos con una amenidad digna de elogio. En Alcazaba son tan importantes los hechos recogidos en las crónicas de antaño como los pequeños y grandes dramas que afectan a Judit (apodada la Guapísima), al joven y disoluto Muhamad, al ambicioso Marwan o al belicoso Claudio, por citar tan sólo a unos pocos.

La novela, que fue galardonada con el premio de novela histórica Alfonso X el Sabio en su edición más reciente, se complementa con un par de apéndices que resultan muy de agradecer, ya que son sumamente instructivos y contribuyen a convertir la lectura en un experiencia mucho más enriquecedora. Por un lado, el autor nos ofrece una nota histórica de más de treinta páginas en la que realiza una descripción pormenorizada del contexto en el cual se sitúa Alcazaba, explicando con sencillez pero abundancia de datos tanto lo que se sabe que ocurrió cuando Mérida se rebeló contra Córdoba, como las circunstancias que condujeron a tal situación y las terribles consecuencias que para la ciudad tuvo su desafío a Adbderramán II. Por otro lado, el volumen se cierra con un útil glosario que me ha permitido aprender, por poner un par de ejemplos, qué era una alhóndiga o quiénes eran los dimmíes.

Jesús Sánchez Adalid es un escritor prolífico que, en apenas siete años, ha publicado una docena de libros. Fue el ganador del premio Fernando Lara con El alma de la ciudad en 2007, y novelas como El mozárabe o El caballero de Alcántara han cosechado un gran éxito al aunar con buen criterio Historia y relaciones humanas. Uno de los temas más recurrentes en la obra del autor pacense es el choque entre culturas y, sobre todo, credos religiosos, como podrá comprobar el lector del volumen que nos ocupa.

Alcazaba es, en definitiva, una excelente novela que ilustra con brillantez acontecimientos enmarcados en uno de los periodos más interesantes de nuestra Historia. La recomiendo a todo lector amante de la narrativa histórica que desee disfrutar de una trama absorbente protagonizada por unos personajes que, aun siendo figuras de renombre, al fin y al cabo eran tan humanos como cualquiera de nosotros.

Minotauro publica Azul, la nueva novela del genial Christopher Moore

Minotauro incorpora a su catálogo al autor más divertido e irreverente Christopher Moore con Azul. La odisea surrealista de un joven pintor en el París de la Belle Époque para descubrir el misterio de la muerte de Vincent van Gogh. Novela que debutó como número 3 en el top del New York Times, permaneciendo diez semanas en lista.

En el París de finales del siglo XIX un joven pintor se ve atrapado en una odisea surrealista para descubrir el misterio de la muerte de Vincent van Gogh. El pequeño y lujurioso conde Henri Toulouse-Lautrec, bailarinas de can can, mucho coñac y un tono muy particular de azul le acompañarán en su viaje. Christopher Moore es autor de doce novelas además de Azul, entre las que destacan El ángel más tonto del mundo, Un trabajo muy sucio o ¡Chúpate esa!

Ésta es una historia sobre el color azul. Puede que resulte esquiva y serpenteante, que oculte y engañe, que se interne por veredas de amor, historia e inspiración, pero trata siempre sobre el color azul.

¿Cómo sabes, cuando piensas “azul”, cuando dices “azul”, que te refieres al mismo azul que todos los demás?

No se puede asir el azul.

Azul es el cielo, el mar, el ojo de un dios, la cola de un demonio, un nacimiento, un estrangulamiento, el manto de la Virgen, el culo de un mono. Es una mariposa, un ave, un chiste picante, la más triste de las canciones, el más brillante de los días. El azul es astuto, entra en las habitaciones caminando de puntillas, es un embaucador escurridizo.

Ésta es una historia sobre el color, y al igual que le sucede a él, no hay nada cierto en ella. El azul es belleza, no verdad. “Azul verdadero” es un embuste, una rima, tan pronto está ahí como deja de estarlo. El azul es un color tramposo. Hasta el azul profundo es superficial. El azul es gloria y poder, una ola, una partícula, una vibración, una resonancia, un espíritu, una pasión, un recuerdo, una vanidad, una metáfora y un sueño. El azul es un símil. El azul es como una mujer…

Reseña: Monster Hunter Alpha, de Larry Correia

Earl Harbinger es el líder de Monster Hunter International, la organización de cazadores de monstruos independiente más poderosa del planeta. Pero también es un hombre lobo centenario que ha conseguido dominar a la bestia (salvo durante las tres noches del plenilunio, que pasa encerrado para no dañar a nadie) y que, gracias a los servicios prestados a su nación, goza de un estatus que evita que se convierta en objetivo de cualquier otro cazador.

Cuando tiene noticia de que Nikolai, un hombre lobo ruso al que ya se enfrentó en el pasado, se encuentra en los Estados Unidos, Harbinger se dirige inmediatamente en su busca para acabar con él de una vez por todas. Sin embargo, tanto él como el antiguo miembro del KGB ignoran que son meras piezas en un tablero dispuesto por otro licántropo que busca convertirse en el Alfa, el hombre lobo dominante, al tiempo que da vida a una nueva raza de lobos humanos más poderosos e inmunes a la plata.

Earl y Nikolai se verán las caras en Copper Lake, una pequeña población del estado de Michigan a la que también acudirán un par de agentes de la agencia gubernamental dedicada al exterminio de criaturas sobrenaturales y un grupo de cazadores aficionados. Todos ellos se verán inmersos en una situación ciertamente complicada cuando descubran que se encuentran incomunicados, que resulta imposible abandonar el pueblo y que una jauría de licántropos sedientos de sangre anda suelta por las calles de Copper Lake. Rodeado de enemigos, Harbinger sólo contará con la ayuda de una agente de policía local que, tras ser mordida por un hombre lobo, puede transformarse en cualquier momento. Pero lo peor todavía está por llegar…

Mi admiración por el trabajo de Larry Correia no para de crecer. Tras leer Monster Hunter International (ya reseñada con anterioridad en Crónicas literarias), su secuela Monster Hunter Vendetta y Hard Magic (novela perteneciente a otra serie que también recomiendo sin reservas),  me queda claro que el autor norteamericano es un narrador nato dotado de un inusitado talento para dar vida a personajes carismáticos, a los que mueve por un universo muy personal plagado de acción y artillería pesada. Y es que este antiguo propietario de una tienda de armas se recrea en sus obras con descripciones minuciosas del armamento que utilizan sus protagonistas, si bien en Monster Hunter Alfa esta peculiaridad de Correia no está tan acentuada como en las anteriores entregas de la serie.

La cuestión es que Earl Harbinger es un tipo duro, pero duro de verdad. Ya lo era antes de recibir la maldición de la licantropía, así que su nueva condición (una vez controlada) le convirtió en el mejor cazador de monstruos que jamás haya existido. Cada capítulo de Monster Hunter Alfa nos ofrece un fragmento del diario de Harbinger, de modo que vamos asistiendo poco a poco al proceso que siguió para imponerse a naturaleza salvaje, veremos cómo pasó a formar parte de un equipo de seres sobrenaturales al servicio del ejército estadounidense, y seremos testigos del nacimiento de su rivalidad con Nikolai.

No hay, de momento, ninguna obra de Larry Correia publicada en castellano. Y no lo entiendo, porque sus novelas son verdaderos bestsellers en los Estados Unidos, y son de lo más entretenido que he tenido ocasión de leer en los últimos tiempos. Supongo que en el mercado español no gusta demasiado correr riesgos, pero si algún editor valiente se decide a traer a nuestras librerías la serie Monster Hunter International, estoy absolutamente convencido de que se llevaría una grata sorpresa en lo que a ventas se refiere.

Mientras tanto, que quien domine el inglés y disfrute con historias al estilo de la serie televisiva Sobrenatural (pero llevadas a un nivel mucho mayor en todos los aspectos) le eche un vistazo a las novelas de Correia. Le garantizo que no le defraudarán.