Reseña: Las lágrimas del asesino, de Anne-Laure Bondoux y Thierry Murat

Mi mente viaja a veces a esos extremos del mundo donde habitan pocos (poquísimos) seres humanos, y mi imaginación navega con ellos en cómo es su día a día, qué hacen para divertirse o con qué sueñan en esa vida tan desoladora.

Por eso, quise saber más de la historia que había escrito Anne-Laure Bondoux.

A pesar de que Editorial Edelvives también ha publicado la novela, también ha conseguido traernos la adaptación a novela gráfica que hizo Thierry Murat. Un dibujante que ha sido capaz de mostrar en sus bocetos el verdadero ambiente de esa asolada parte del mundo.

Paolo y sus padres viven en el campo, en la más alejada parte del sur de Chile. Es un lugar donde la soledad cubre la mayor parte de la vida de los seres humanos. No obstante, la casa de ellos está de paso para astrólogos, biólogos o incluso, algún aventurero atrevido a transitar por el culo del mundo. Un día llega un hombre sin preferencias intelectuales, un aventurero que… no, pero aún; es un asesino que ha decido alejarse de todos y esconderse en las montañas. El asesino mata a los padres de Paolo delante de él y se queda a vivir en la casa un tiempo. Paolo será quién le haga la sopa y quién le ayude a mantenerse con vida. Pero un tiempo después aparece por el camino Luis, un poeta que busca la inspiración en la soledad. El niño ruega al asesino que no lo mate, no presentará problemas, además serán tres, una familia con la que hablar. Empieza entonces una convivencia extraña…

El argumento es muy chulo. El desenlace también. Es una historia en la que las palabras parecen escogidas con palillos chinos, pues muestran la soledad como nada que haya leído hasta ahora. Casi puedes escuchar el viento recorriendo los páramos, cuando estás sumergido en ella, da la sensación de que vas a levantar la cabeza y ver al fondo las cordilleras nevadas de los Andes.

Un relato crudo con el asesinato como vía de escape. La humanidad desaparece cuando no existe vida en sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *