Reseña: Acorralado, de Kevin Hearne

Tras matar a dos dioses del panteón celta, Atticus O’Sullivan se ha convertido en un personaje sumamente popular. Distintas deidades le visitan con el deseo de congraciarse con él y, al mismo tiempo, con la intención de sugerirle que acabe con algún rival mitológico. Curiosamente, casi todo el que acude a ver al milenario druida (con la eterna apariencia de un joven veinteañero) parece interesado en que elimine a Thor, incluido su abogado vampiro.

La vida de Atticus es cada vez más complicada: cuenta con una nueva aprendiza a la que iniciar en las artes druídicas; tiene que eliminar a un demonio que está devorando a los alumnos de un instituto; ha de enfrentarse a un grupo de peligrosas bacantes; debe firmar un acuerdo de no agresión con un aquelarre mientras intenta evitar que le maten las brujas de una agrupación rival; y, por supuesto, una de sus misiones más importantes es procurar que a su perro Oberón no le falten salchichas y golosinas.

Cuando hace cosa de seis meses reseñé en Crónicas Literarias Acosado, la primera entrega de las Crónicas del druida de hierro de Kevin Hearne, no dudé en calificar al libro de “maravilla”. Pues bien, quien en su día disfrutara con aquella novela, podrá comprobar que Hearne ha rizado el rizo en Acorralado, ofreciéndonos acción y magia a raudales, aderezadas con una buena dosis de humor y unas gotitas de sexo. Un cóctel explosivo que se degusta con intenso placer.

Cada vez son más los autores que se lanzan a la arena de la urban fantasy y, poco a poco, algunas muestras de este subgénero (que sitúa a magos y criaturas míticas en un contexto urbano moderno) van viendo la luz en castellano. Como aficionado a la temática en cuestión, debo decir que la obra de Hearne es de lo mejor que he tenido ocasión de leer hasta en los últimos años (junto con la extraordinaria saga de la maga Marla Mason escrita por Tim Pratt, lamentablemente inédita en nuestro país). El autor norteamericano tiene una habilidad innegable para crear personajes carismáticos (uno de ellos un lebrel irlandés con una personalidad miles de veces más interesante que la de algunos protagonistas de sagas bestselleras varias) que, ya bien sean amigos, aliados o enemigos de O’Sullivan, seducen enseguida al lector.

Con dos entregas más de la serie ya publicadas (Hammered y Tricked) y otra en camino (Trapped), estas Crónicas del druida de hierro parecen gozar de una salud férrea (ejem), y algo me dice que la saga se prolongará con muchas más novelas. Esperemos que Timun Mas se anime a seguir editándolas con tanta calidad y celeridad como hasta la fecha, y que el número de lectores de las aventuras del último de los druidas no deje de crecer.

2 comments

  1. Acabo de leer este libro “acorralado” y quede fascinada me encanto lo ame…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *