Reseña: Venganza, de Preston & Child

La madre de Gideon Crew le revela en su lecho de muerte que su padre, al que siempre había considerado un traidor, fue eliminado por un teniente coronel corrupto para tapar un error de inteligencia militar. A partir de ese momento, el joven Crew se dedicará en cuerpo y alma a conseguir la destrucción del hombre que destruyó a su padre, y a lograr la rehabilitación del buen nombre de su progenitor.

Y eso es lo que ocurre en las primeras sesenta páginas de Venganza. Crew, tras lograr el objetivo al que ha consagrado más de una década, pretende iniciar una nueva vida. Sin embargo, será reclutado por Eli Glinn, presidente de Effective Engineering Solutions Incorporated, para una delicada misión: hacerse con los planos de una misteriosa arma secreta que un desertor chino va a introducir en los Estados Unidos. Aunque se muestra reacio a aceptar el encargo, cierta información que Glinn le comunica hará que se replantee su futuro y no dude en embarcarse en una aventura que pondrá a prueba sus habilidades y en la que su vida correrá grave peligro.

Atesoro en mi biblioteca todas las novelas que han escrito al alimón Preston y Child (y algunsa de las que han escrito en solitario) y, si bien mis favoritas son las de la serie protagonizada por el carismático agente del FBI Aloysious Pendergast, he de decir que todas ellas son excelentes ejemplos de la mejor literatura de evasión. De lectura rápida, tramas absorbentes y ritmo trepidante, las obras de estos autores nunca defraudan.

Ahora, con esta nueva novela, Preston y Child inician una nueva serie cuya segunda entrega (Gideon’s Corpse) verá la luz el próximo año. Gideon Crew, el protagonista de Venganza, es un treintañero, empleado en el Laboratorio Nacional de Los Álamos, excepcionalmente capacitado para obtener aquello que desee de cualquier persona. Maestro del disfraz, capaz de imitar a la perfección la voz de cualquier individuo tras escuchar cómo pronuncia unas pocas frases, y dotado de una inventiva y una capacidad de improvisación asombrosas, Crew parece una curiosa fusión del Coronel Aníbal Smith y Templeton (Fénix) Peck, el cincuenta por ciento del mítico Equipo A.

Con Eli Glinn (personaje recurrente en las novelas de Preston y Child, cuya primera aparición tuvo lugar en Más allá del hielo) como elemento integrador del libro en el particular universo en el que transcurren las historias ideadas por ambos autores, Venganza es una obra de lo más entretenido que cuenta con un protagonista atractivo, una trama sumamente interesante y personajes secundarios que aportan numerosos alicientes a la historia.

Estoy deseando conocer qué nuevas aventuras aguardan a Gideon Crew. Y no creo equivocarme si afirmo que, después de leer Venganza, habrá mucha más gente que comparta mi deseo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *