Reseña: El Aviso, de Paul Pen

¿Creéis en el destino? ¿En las cosas predeterminadas? ¿En que si algo tiene qué pasar pasará y no podréis hacer nada por impedirlo aunque lo intentéis? ¿Qué desolación e impotencia verdad? Y más cuando ese conocimiento os lleva a una obsesión y a una especie de locura que haría que vuestra vida sufra terribles consecuencias.

No recuerdo la última vez que leí una novela negra. Debo admitir que nunca me ha atraído especialmente éste género. Pero cuál ha sido mi sorpresa cuando me he encontrado con una historia que ha captado de inmediato toda mi atención y me ha hecho sentir tantas cosas, aunque la mayoría de ellas no fueran agradables…

¿Os imagináis saber desde casi el principio del libro que algo terrible va a ocurrir y que se podría evitar pero que a medida que pasa la historia y a pesar de todos los esfuerzos ese final feliz cada vez parece menos probable? Creo que es uno de los libros que he leído donde más impotencia he sentido. Quizás saber lo que va a pasar no es suficiente para cambiar el destino. Muchos factores ajenos a nosotros influyen y pueden ser muy poderosos. ¿Estamos a merced de ese destino? ¿Es una lucha inútil enfrentarnos a él? ¿No somos dueños del nuestro? ¿O solo somos simples marionetas a merced de un juego macabro a veces?

En El Aviso, Aarón descubre después de un atraco a una de las tiendas más antiguas de la localidad de la sierra de Madrid donde vive y donde es gravemente herido su mejor amigo durante este un hecho increíble e inquietante. No es la primera vez que se produce un atraco de esas características en esa tienda. Ni la segunda, ni la tercera… A lo largo de los años se ha producido varios atracos de características muy similares: cinco personas presentes en el momento en el que se produce el atraco, de una edad determinada y siempre acaban con la muerte de una de ellas. A partir de ese momento Aarón se obsesiona con este asunto y llega a la terrible conclusión de que dentro de nueve años se volverá a producir otro atraco similar y que esta vez la víctima será un niño. Empieza entonces una carrera desenfrenada por evitar la muerte de ese niño. Pero el destino quizás sea inevitable y nada evite el nefasto desenlace. Las cartas del destino están echadas.

Una historia donde nos vemos cara a cara con el destino. ¿Quién ganará? Una historia donde el lector se encuentra en primera fila y conoce desde el principio, todo lo que sucedió en el pasado (cuando recuerda el extraño suceso) y todo lo que sucede en el presente (donde la futura víctima es principal protagonista). ¿Y qué consigue el autor con esto? Pues mantener en vilo al lector desde el principio. No dejar ni por un momento apartar la atención de lo que pasa en la historia haciéndole partícipe de todos los detalles pero sin ninguna oportunidad de intervenir.

¿Te dejarás atrapar por esta historia aún arriesgándote a sentirte en parte cómplice de sus consecuencias?

One comment

  1. [...] Texto de Mónica Jurado extraído del blog Crónicas literarias. [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *