Reseña: Cartas en el asunto, de Terry Pratchett

Hace ya décadas que la antaño eficiente oficina de correos de Ankh-Morpok cerró sus puertas. Millones de cartas se acumulan en sus estancias, cartas cuya única razón de ser (ser repartidas) les ha sido negada durante demasiado tiempo. Siempre se ha dicho que las palabras tienen poder y, en el Mundodisco, esa expresión hay que entenderla literalmente.

Lord Vetinari, Patricio (otra manera de decir “tirano”, vaya) de Ankh-Morpok necesita un hombre capaz de volver a poner en pie el servicio de correos, alguien que pueda hacer frente a la compañía de Clacs que ostenta el monopolio del intercambio de mensajes entre la gran ciudad y el resto del mundo. Pero no le vale cualquier persona, así que elige a Húmedo Von Mustachen, uno de los más habilidosos estafadores del Mundodisco. Si bien Von Mustachen no se siente demasiado atraído por el trabajo honrado, la alternativa (la horca) resulta menos atractiva. Finalmente, Húmedo descubrirá que se enfrenta a un estafador todavía mejor que él, y se dará cuenta de que realizar el trabajo que se le ha encomendado no se diferencia tanto del modo en el que se había estado ganando la vida hasta el momento.

En Cartas en el asunto (publicada originalmente en 2004), Pratchett arremete contra las megacorporaciones que asimilan de forma despiadada a pequeñas empresas buscando exprimirlas al máximo para obtener enormes beneficios de manera inmediata (aunque ello suponga que dichas empresas acaben “quemadas”). También realiza una romántica defensa del correo tradicional, de esas cartas que apenas escribimos ya, sumidos en la vorágine e inmediatez de Internet. Y, de paso, aprovecha para dejar caer alguna que otra referencia sobre el modo en que las sociedades “civilizadas” reaccionan frente a los “extranjeros” (simbolizados en la novela por los golems) que vienen a quitarle el trabajo al resto de los ciudadanos.

Decir a estas alturas que Terry Pratchett es un genio resulta de lo más manido, así que seré original y diré que es un GENIO. Pratchett no sólo es uno de los más grandes escritores humorísticos de la actualidad: su dominio de la sátira consigue que esbocemos una sonrisa (o soltemos una buena carcajada) al mismo tiempo que nos hace reflexionar sobre cuestiones de la más rabiosa actualidad.

Con esta su trigésimo tercera novela ambientada en el extraordinario universo que inauguró hace casi treinta años con La luz fantástica, Pratchett demuestra estar en tan buena forma como siempre (no en vano fue nominado para los premios Locus y Nebula en 2005), y nos presenta a un nuevo personaje que volverá a aparecer en la todavía inédita en castellano Making Money.

Espero tener pronto la oportunidad de reseñar las nuevas aventuras de Húmedo Von Mustachen.

One comment

  1. [...] La Critipedia Cartas en el asunto de Terry Pratchett Con enlaces a Casa de los libros perdidos, Crónicas literarias, Cultura by suite101, Diario de una pringadilla, El blog de Javier Calvo (el [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *