Entrevista a Susana Eevee, autora de Dos Coronas

Susana, háblanos un poco sobre quién se esconde en tu interior.

Yo misma, no hay doble fondo ni secretos. Lo que se ve es lo que hay, una mujer que mira al futuro, con ganas de hacer cosas, de aprender, de crear, de conversar, de conocer, extremadamente positiva aunque siempre con los pies en la tierra.

¿Cuándo y cómo nació tu interés por la literatura? ¿Y por la escritura?

De niña ya me gustaba leer, pero fue en la adolescencia cuando empecé a interesarme realmente por la lectura y la creación literaria. Novela tras novela, fui descubriendo la narrativa y sus géneros, los autores, sus estilos tan diversos. Entonces pensé que yo algún día también podría participar de aquello y escribir mis propias historias.

Seguramente, como muchos escritores, te has sentido influenciada por alguna obra o autor. ¿Podrías decirnos alguno?

Tolkien fue importante para mí porque El Señor de los Anillos fue la primera lectura fantástica. La imaginación y grandiosidad que desprendía me dejó huella, y fue una sensación fenomenal.

Dos Coronas es la primera novela publicada, no obstante, tenemos constancia de que has participado en algunas antologías con relatos. ¿Nos hablas un poco de ello?

Participar en antologías ha sido una experiencia muy satisfactoria por varias razones: he aprendido a escribir relatos, a cómo se coordina un proyecto colaborativo desde sus inicios y me ha dado la oportunidad de conocer a un montón de buenos compañeros, buenos escritores a los que admirar y seguir.

¿Qué te gusta escribir más: relatos o novelas? ¿Qué te aporta cada uno?

El relato es muy agradecido porque es una creación más inmediata, más fácil de encauzar en su conjunto. La novela es una carrera de fondo y requiere constancia. Yo prefiero la novela, porque es el formato que encaja en la extensión y la estructura que me gusta dar a mis historias.

¿Cómo surgió la idea para Dos Coronas? ¿Hubo algo que te inspirase realmente o surgió de improviso?

Me da apuro contarlo, pero realmente surgió de una idea improvisada. Escribí una escena muy dinámica, con apenas un par de personajes en mente, y me gustó tanto el resultado que aquello se convirtió en el primer capítulo de lo que hoy es Dos Coronas.

La novela está ambientada en un mundo fantástico, no obstante, en algunas ocasiones es como si se pudiesen reconocer elementos de nuestro mundo. ¿Hay algún lugar en el que pensaste mientras la escribías?

Yo creo que hay un poco de todos los paisajes que he conocido, aunque Galicia está muy presente. Los escenarios de la novela son lo menos fantástico de la obra, algo que por otro lado me encanta porque este realismo aporta un contraste muy chulo con la trama más fantástica.

¿Hay algún personaje que consideres más atractivo desde el punto de vista literario?

Soota, el protagonista, es el que resulta más carismático e interesante. Se aleja bastante del típico héroe de novela fantástica, es un personaje crepuscular, casi incómodo porque despierta en el lector sentimientos contradictorios. Para mí, lo más fascinante de Soota es su dualidad, descubrir sus luces y sombras, dejarse sorprender por sus decisiones y por cómo afronta las dificultades que van surgiendo en su camino.

¿Qué fue lo que más te costó a la hora de proyectar la novela?

Lo que más me preocupó durante la redacción de la novela fue encontrar el tempo adecuado. Contar toda la trama en la justa medida, sin pasarme del número de páginas necesario para desarrollar la historia.

¿Eres de las que planean paso por paso sus escritos o dejas que vaya surgiendo? ¿Cómo te planteaste Dos Coronas?

Creo que una novela no se debe dejar totalmente a la improvisación. Yo hice pequeños resúmenes de todos los capítulos para señalar en qué momento debía ocurrir cada uno de los sucesos importantes que se narran en la novela. De este modo, la mitad de trama quedó trazada desde el inicio. Pero también ha habido momentos para improvisar y dejar que la imaginación que surge del mismo acto de crear rellenara ese otro 50%.

¿Cómo te sentiste al enterarte de que iba a ser publicada? ¿Tardaste en tener contestación?

La contestación de la editorial tardó seis meses. No me lo podía creer. Era mi primera novela y ya había un editor interesado en publicarla. Confieso que grité y salté de alegría. En ese instante supe que todo el trabajo había merecido la pena.

La obra está teniendo una buena acogida entre el público. ¿Va dirigida a algún tipo de lector en especial o crees que cualquiera puede disfrutarla?

Estoy segura que cualquiera puede disfrutarla. El amplio abanico de lectores que la está leyendo, así me lo está demostrando.

Dos Coronas es mucho más que una novela épico-fantástica. En ella hallamos temas más profundos. ¿Nos hablas un poco de ellos?

El leitmotiv de Dos Coronas es la búsqueda de unas respuestas tan clásicas y universales como: ¿quién soy yo? y ¿cuál es mi sitio en el mundo? El protagonista no solo recorre un accidentado periplo por las tierras de los reinos, sino que hace un viaje interior por los claroscuros que conforman esa dualidad que lo atormenta.

Define en tres palabras la novela y explica a los lectores por qué deben leerla.

Sorprendente, emocionante y entretenida. Es una buena propuesta para quien desee leer algo distinto y con un ritmo muy fílmico.

¿Cómo ves el panorama literario actual? ¿Hay algún autor que consideres realmente bueno?

No me atrevería a decir un nombre porque sería injusto. Yo considero bueno a aquel autor que deja al lector satisfecho con la lectura de su obra.

En España destacaría el pujante interés de los nuevos autores del fantástico por profesionalizarse, salir al ruedo y dar la cara. En los últimos dos, tres años, ya no todo vale, los autores son exigentes con su propio trabajo y ofrecen novelas de calidad.

¿Qué aporta al público lector el género épico-fantástico?

Moverse en ámbitos amplios no acotados por la cotidianidad y el realismo más desesperanzador. Es abrir puertas a la fantasía, a la ensoñación, a dejarse sorprender por nuevas historias que aparentan muy antiguas y lejanas.

¿Estás trabajando actualmente en algún nuevo proyecto? ¿Te gustaría escribir sobre algo en especial?

Estoy preparando una nueva novela de fantasía, aunque esta vez su escenario no será medieval. Me gustaría seguir escribiendo sobre temas que me gusten e interesen al lector.

Por último, Susana, ¿qué consejos le darías a quien trata de abrirse camino en el mundo literario?

Que nunca se olvide de la parte lúdica y divertida de este camino. Lo bueno que tiene un trabajo creativo, es que uno lo disfruta. No perdamos el ánimo y la sonrisa.

Muchas gracias por dedicarnos tu tiempo, Susana. Desde Crónicas Literarias esperamos que tu carrera se encumbre y consigas muchos más éxitos.

Gracias a vosotros por la entrevista y por vuestros buenos deseos. Y gracias a los lectores de Crónicas Literarias, por vuestro tiempo e interés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *